Cómo decorar una pérgola
Las pérgolas son sin duda uno de los elementos más bellos y atractivos del jardín. Sin embargo, si queremos que se conviertan en una estancia envidiable tenemos que saber cómo decorarlas cuidando cada uno de sus detalles.

Si te has decidido a poner una de estas en tu jardín puedes tomar algunas de estas ideas y comenzar a hacer un esbozo de tu diseño… ¡No hay tiempo que perder!

Las estructuras suelen ser de madera o hierro, y los muebles de su interior también pueden ser de madera, forja o mimbre. Unos y otros suelen permitir las combinaciones de materiales, aunque nunca se nos podría ocurrir, por ejemplo, insertar en esta decoración muebles demasiado modernos como los metálicos o los de líneas demasiado rectas y formales.

Cómo decorar una pérgola
Si el espacio interior de la pérgola es grande deberás dividirlo como mínimo en dos espacios -uno para comer y otro para descansar- mientras que si ésta es pequeña deberás escoger solamente entre una de las dos opciones.

Si te decides por el espacio de descanso es imprescindible que coloques una mesita de baja altura y un par de pequeños sofás o varias butacas (cúbrelos con cojines para que sean más confortables). Si optas por un comedor exterior, necesitarás lo mismo que en los interiores: mesa, sillas y algún mueble auxiliar en el que poder guardar o apoyar las cosas que traigas.

Para ir con la tónica natural del ambiente es preferible que utilices las texturas y tejidos naturales en colores claros y neutros. La ornamentación debe ir en la misma línea sencilla y natural para crear un espacio cálido, acogedor e incluso diría algo romántico, siempre alejado de demasiada seriedad.

Si quieres dar un aire más romántico a su exterior puedes colocar en alguna de sus esquinas plantas trepadoras de rápido crecimiento, que para verano lucirán preciosas.