Cómo ser un diseñador de interiores con éxito
Ser diseñador de interiores no es algo como coser y cantar, es un trabajo que muchas personas anhelan conseguir pero que se puede hacer con esfuerzo y constancia. Para ser diseñador de interiores no necesitas saber únicamente lo que el conocimiento básico que hayas podido adquirir con poca experiencia, se necesita un conocimiento de base muy amplio, experiencia y un reciclaje constante de nuevas tendencias.

Si quieres tener éxito en el campo de diseño de interiores, tendrás que tener mucha paciencia, empatía y otros aspectos que te ayudarán a desempeñar tu carrera de forma exitosa. ¿Quieres saber algunos consejos para que tu carrera despegue? Sigue leyendo.

La comunicación es imprescindible

Para poder ser un diseñador de éxito, además de tener buenos conocimientos y experiencia necesitarás estar al día de todo y eso sólo se consigue comunicándote con otros diseñadores, arquitectos, comerciantes, propietarios, empresarios, etc. Además tendrás que estar al día de conferencias, ferias, redes sociales y tener una buena relación con muchas personas para estar al día de todo. Tendrás que mejorar tu comunicación para poder tener grandes contactos a tu disposición y para conocer todo lo que está pasando en el mundo del diseño.

Cómo ser un diseñador de interiores con éxito
Hay veces que es más importante hacer un curso para aprender a comunicarse bien que hacer cursos y cursos de diseño para aprender más, algo que sin unas buenas habilidades comunicativas no te servirá de mucho. ¿Cómo podrás crear un estupendo proyecto si no eres capaz de venderlo a un cliente potencial o de comunicar los planes adecuadamente a los constructores y arquitectos? La creatividad y el conocimiento está muy bien, pero tendrás que ser un comunicador ejemplar.

Buena empatía y conocedor del lenguaje corporal

No quiero decir que seas un lector de mentes, pero sí tendrás que además de ser empático y además si ves que tu cliente está mintiendo o se siente nervioso con tu idea, tendrás que saber reconocer ese lenguaje corporal para poder saber qué quiere exactamente o qué te está diciendo tu cliente en todo momento.

Quizá si ahora no sabes cómo, puedas pensar que leer el lenguaje corporal de las personas es una tontería pero te puedo asegurar que es una habilidad excelente que te ayudará a avanzar en tu carrera como diseñador de interiores. Es posible que algunos clientes lleguen a una reunión con muchas ideas (que tendrás que saber cuáles son las que realmente importan), y otros querrán que tú sepas de entrada qué es lo que quieren y necesitan en poco tiempo.

Tu reputación, y posiblemente las buenas o malas referencias dependerán enormemente de si aceptas en dar lo que quieren tus clientes. Para eso tendrás que ser un oyente astuto y saber qué quieren aunque no le leas la mente (pero casi).