Cómo distribuir el mobiliario para ganar espacio
Desafortunadamente, en la mayoría de las viviendas el espacio es menor a lo deseado, por lo que es importante recurrir a diferentes soluciones decorativas que nos ayudan a ampliar visualmente el espacio.

Utilizar colores claros, potenciar la luz natural o decantarse por muebles multifuncionales son algunas de las soluciones más recomendables para decorar espacios pequeños. Sin embargo, con esto no te será suficiente para conseguir espacios cómodos y habitables. También deberás tener en cuenta la ubicación de las diferentes piezas de mobiliario. Hoy en Interiorismos te explicamos cómo distribuir el mobiliario para ganar espacio.

Libre tránsito

Lo primero que te recomendamos a la hora de distribuir el espacio, especialmente en viviendas pequeñas, es que coloques las piezas de manera que permitan el libre tránsito por toda la casa. Además, es muy importante que no interfieran con puertas, cajones, armarios o electrodomésticos. Por otro lado, debes tener en cuenta que los espacios más pequeños, las zonas de paso como pasillos o recibidores, o las zonas más transitadas, deben estar despejadas de muebles que impidan el libre paso y la comodidad en el desarrollo de las tareas que ahí se realicen.

Cómo distribuir el mobiliario para ganar espacio

El paso de la luz

Teniendo en cuenta que la luz natural ayuda a ampliar visualmente los espacios, es importante que todos los rincones de la vivienda estén bien iluminados y, por tanto, los muebles no deben impedir que la luz ingrese desde el exterior tapando alguna abertura, aunque tampoco debe tapar ninguna lámpara.

Desequilibrio visual

Por otro lado, te recomendamos que no agolpes los muebles en un sector, sino que los distribuyas homogéneamente en toda la habitación para no crear rincones muy remarcados y un desequilibrio visual. Eso sí, es mejor apoyar los muebles en las paredes creando una zona de buena circulación y más espacio utilizable en el centro.