Cómo distribuir la cocina según el Feng Shui
El Feng Shui cada vez tiene más seguidores en el mundo occidental. Como sabes, se trata de una práctica milenaria de origen oriental que interpreta los flujos de energía de tiempo y espacio en la naturaleza para asegurar la armonía de las construcciones humanas con su entorno.

Uno de los espacios más importantes del Feng Shui es la cocina, ya que es en esta estancia donde se preparan los alimentos que consumimos, lo que representa alegría, felicidad y armonía familiar. Concretamente, hay que tener mucho cuidado de la distribución y la decoración de este lugar de la casa porque en él coinciden dos elementos opuestos (el agua y el fuego), que es necesario armonizar con la energía.

Como en el resto de estancias, también es necesario una buena ubicación de la cocina y una distribución adecuada de los muebles y demás elementos para que la energía fluya libremente. Por supuesto, es necesario que haya orden.

Cómo distribuir la cocina según el Feng Shui
Lo mejor es que la cocina esté ubicada en dirección al oeste y que tenga una mesa en el centro, pero esto es prácticamente imposible de conseguir ya que la mayoría de las construcciones modernas no se basan en el Feng Shui y cada vez son más reducidas. Sin embargo, sí podemos hacer algo en la distribución de los muebles. Por un lado, el fregadero deberá quedar alejado del horno (si es posible que estén paredes diferentes o que tengan un objeto de metal o de madera entremedio).

También es recomendable ubicar el horno en la pared sur y que su puerta no quede de espalda al cocinero. Además, es imprescindible que siempre funcione correctamente y que esté limpio. De la misma forma, todo lo relacionado con el fuego no deberá quedar enfrente de la nevera ni del fregadero. Y, hablando de neveras, éstas deberán estar siempre llenas de abundante y rica comida.