Cómo dividir espacios con pintura
Aunque no es lo más habitual, muchas personas cuentan con habitaciones muy grandes que se ven demasiado frías. Más corrientes son los ambientes abiertos en algunos tipos de viviendas, especialmente en pisos pequeños, donde esta solución es ideal para que el espacio no resulte agobiante. En ambos casos puede ser necesaria una división del ambiente para crear espacios más cálidos.

Una forma fácil y sencilla de separar ambientes es utilizando la pintura. Y es que el color ayuda a acentuar la división entre dos ambiente como, por ejemplo, el comedor de la cocina. Para ello, podrás recurrir a diferentes opciones. Te hablamos de algunas de ellas a continuación.

Aprovechando elementos arquitectónicos

Una buena idea para dividir ambientes es utilizar elementos arquitectónicos, como una columna o un saliente, para realizar el corte de color. Eso sí, para obtener una decoración más marcada, deberás emplear colores que contrasten, ya que con una gama cromática similar se perdería el efecto que se quiere crear. Por supuesto, si prefieres una separación menos marcada, puedes optar por colores similares.

Cómo dividir espacios con pintura

Mediante una tira de moldura

Otra manera de separar dos ambientes con colores es instalando una tira de moldura entre las habitaciones si comparten una pared, algo que, claramente, definirá el área de cada habitación, permitiendo que todo el espacio permanezca abierto.

Conexión entre ambientes

Aunque se diferencien los ambientes mediante la pintura, es importante mantener un nexo entre ambos espacios, algo que podrás hacer mediante la pintura del techo y los zócalos, aplicando el mismo color en estos elementos. Si utilizas un color intenso para las paredes, opta por una tonalidad clara para el techo y los zócalos. De esta manera, dará la sensación visual de que el techo es más alto.