Cómo elegir el color de las paredes
El aspecto de cualquier habitación de tu hogar puede cambiar radicalmente con un cambio del color de las paredes, sin necesidad de que toques ningún mueble. Dependiendo de las tonalidades, el espacio y el estilo pueden modificarse.

Saber combinar los colores para hacer de tu vivienda el lugar perfecto no siempre es tarea fácil. Si quieres agrandar el espacio, dar mayor luminosidad o proporcionar diferentes ambientes, tendrás que tener muy en cuenta las tonalidades que escoges. Hoy te vamos a dar diferentes consejos para que sepas que color dar a tus paredes según lo que quieras conseguir.

Cuando eliges un color para tu pared, o para cualquier otra cosa, intervienen muchos factores como la personalidad, el temperamento el estilo de vida y los gustos personales. Por eso, lo ideal es que escojas una tonalidad que te guste y que no te de sensación de tristeza.

Además de tener en cuenta tus gustos, antes de comenzar la elección de las pinturas tendrás que saber que los tonos oscuros alejan visualmente las paredes, creando sensación de profundidad. Sin embargo, los colores claros las acercan.

Por otro lado, las paredes blancas transmiten relax y aumentan la percepción de luminosidad. Las habitaciones exteriores que den al norte recibirán menos luz, por lo que es recomendable pintarlas con colores claros. Las que den al sur, admitirán colores más fríos como el azul o el verde, ya que dispondrán de más sol.

Para dar vivacidad a tu hogar, necesitarás rodearte de colores cálidos. Puedes escoger entre el rojo, el naranja o el amarillo. Además, si quieres, puedes decorarla utilizando pinturas con diferentes texturas, algo que le dará un toque original, además de mucha vida. Puedes optar por las texturas rústicas, naturales, clásicas y modernas, entre otras.

Por último, ten en cuenta que el color no parece el mismo en la tienda de pintura que en tu casa debido a la iluminación. Así que antes de pintar, pruébalo en tu espacio.