Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Si alguno de los miembros de tu casa fuma y no soportas el olor, a partir de ahora ya no tendrás que convivir con ello. Existen una serie de sencillos trucos para hacer que tu casa huela siempre de forma agradable y limpia.

Primer paso: Ventilación y limpieza

Aunque parezca obvio, para neutralizar el fuerte olor del tabaco, necesitamos ser limpios con el humo y los cigarrillos. Esto es, ventilar al menos diez minutos diarios (incluso en los meses de invierno, aunque lo hagas con menor frecuencia) o intentar fumar cerca de la ventana y de corrientes de aire. Además, evita dejar los ceniceros con las colillas por la casa y vacíalos siempre que sea posible (para ello, puedes colocar papeleras cerradas destinadas sólo para colillas en los lugares donde se pueda fumar). Es especialmente importante no dejar los cigarros acabados en el cenicero en el mismo lugar donde se duerme. Aunque no emitan humo, son nocivos para la salud y el olor es más difícil de quitar.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Segundo paso: Arena en los ceniceros

Esta iniciativa forma parte de la prevención. Los ceniceros que tienen una base de agua o arena son más eficientes porque el cigarro se apaga de forma instantánea y el olor permanece menos tiempo en la atmósfera. Además, un cenicero bonito con arena hará una función más estética en la decoración del hogar que uno ordinario, que deje ver los restos grises de ceniza.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Tercer paso: Granos de café

Adquiere pequeños boles, lo más estéticos posible, y colócalos en lugares estratégicos con sólo agua y unos granos de café. El aroma a este grano hará que disminuya el fuerte olor a tabaco. Igualmente, puedes hacerlo con recipientes de distintas formas, para no comprometer la decoración, alargados jarrones, cajitas cuadradas, etcétera.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Cuarto paso: Vinagre como neutralizante

De nuevo el vinagre nos sirve para este nuevo objetivo de dotar de buen aroma al hogar. Este poderoso limpiador tan económico y fácil de conseguir ayuda también a neutralizar casi totalmente el olor del tabaco. Una de las formas de hacerlo es adoptar la forma de los boles y utensilios descritos en el punto anterior, conuna mezcla con agua y vinagre. No te preocupes, si no pones una cantidad grandísima, la casa no va a apestarte a vinagre al permanecer este en el bol, el olor fuerte se irá en seguida. Para una solución rápida, humedece esta mezcla con un trapo y agítalo bien por los lugares de la casa donde se ha fumado. La neutralización del vinagre hará su efecto.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares
Además, puedes rociar los textiles (fundas de sofá o cortinas) con un pulverizador que tenga un poquito de vinagre y aceites esenciales, sin pasarnos, tampoco queremos que nuestros sofás huelan demasiado fuertes, aunque es un olor que suele permanecer poco tiempo en el ambiente.

Quinto paso: Velas antitabaco

Sin duda unos grandes aliados para este proceso de eliminar el aroma a tabaco. Recuerda elegir velas naturales de herbolarios y demás. Éstas, no solo ayudaran a eliminar el olor de cigarrillos del ambiente, sino que darán un extra de aroma al hogar. Además, puedes combinarlas con velas naturales olorosas por ejemplo, lavanda, fresa, limón, pera, chocolate o café. Si el aire es suficientemente limpio, puedes usar incienso, aunque mucha gente cree que estos aun cargan más el ambiente y no consiguen neutralizar el olor del tabaco.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Además de velas específicas para “comerse” este olor, puedes fabricar tú misma velas naturales con el aroma que te plazca. En nuestro blog ecologia.com, te mostramos cómo.

Propuesta para casas con fumadores: el “rincón” del tabaco

Te proponemos ponerte manos a la obra y crear en casa un “rincón de fumar”. En verano, es mucho mejor que sea la terraza o el jardín, para que corra el aire y el viento se lleve los olores, pero en invierno, te será mucho más sencillo gestionar la limpieza y controlar el olor si destinas un rincón específico para ello. Ni a los fumadores que vivan allí ni a tus invitados les importará en absoluto desplazarse allí, especialmente si haces ese rincón un lugar donde reine la comodiad. Por ejemplo, puedes poner unos sofás o banquetas (mejor forrados, para protegerlos contra quemaduras inesperadas) y con tejidos que neutralicen los olores con facilidad.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares

Intenta que se encuentre retirado de otros lugares de la casa, por ejemplo, lejano al cuarto donde suelen jugar los niños, y a continuación pon todo tipo de facilidades para que ese rincón esté limpio. Ambientadores, velas antitabaco, boles con vinagre, papeleras para tirar las colillas, incienso y también juegos de mecheros y ceniceros con arena. Si consigues que esa esquina esté ubicada cerca de una ventana, será mucho mejor y estará más aislada del resto de la vivienda, con especial atención a preservar a los niños o a personas que sufren de afecciones como asma. Si esto no es posible, prueba con purificadores de aire que filtran las sustancias dañinas. Con este pequeño esfuerzo, fumadores y no fumadores podrán convivir sin molestarse mutuamente durante los meses de frío. En verano, es siempre mucho más agradable para todos hacer uso las zonas exteriores.

¡Disfruta de una casa sin malos olores que huela sólo lo que tú quieras! Tanto si eres fumador/a como si no, a nadie le gusta llegar a casa y ser golpeado con olor a cenicero, además de que un aire limpio y purificado siempre es un entorno mejor para vivir.

Cómo eliminar el olor a tabaco en los hogares