Cómo hacer un tapizado capitoné
El capitoné se ha puesto especialmente de moda en los últimos años, aunque en realidad se trata de una técnica de tapizado de muchos años atrás que toda la vida se había utilizado, como ahora, para proporcionar un aspecto de lo más elegante y sofisticado.

No obstante, puede que precisamente este sofisticado aspecto nos frene a la hora de utilizarlo en la decoración por miedo a que tenga un coste demasiado elevado para nuestros bolsillos… ¿La solución? Hacerlo tú mismo en casa.

Si te gustan las manualidades y tienes tiempo libre, un poco de maña y mucha paciencia toma nota de lo que te contamos y renueva tu cabecero o tus butacas con este elegante tapizado.

La técnica consiste básicamente en tensar cordeles entre la tela mullida y la firme base que la soporta añadiendo después unos botones que ocultarán las costuras.

Esta sería una rápida guía paso a paso para realizar la técnica en casa:

1. Extrae la base del mueble que quieres renovar, sea la base de una butaca o el cabecero de la cama al completo. Colócalo sobre un lugar amplio en el que puedas trabajar con facilidad y elimina de él cualquier resto de tejido o tapicería si es que lo hay.

Cómo hacer un tapizado capitoné
2. Toma un trozo de gomaespuma como para cubrir la totalidad de la superficie y marca sobre ella los puntos clave en los que irán cosidos los botones gracias a un patrón que también servirá para marcar los puntos sobre la base de madera.

3. Una vez marcadas ambas partes deberás taladrar los agujeros sobre la madera con el fin de permitir el paso de la cuerda por la superficie.

Cómo hacer un tapizado capitoné
4. Pega la gomaespuma sobre la base de madera y grápala alrededor para asegurar que queda fija y mullida. Agujerea después también la superficie acolchada según los puntos marcados al principio.

5. Coloca una tela fina y clara para ayudar a coser los huecos de los botones con el fin de crear el relieve: lleva la gran aguja de la parte superior hasta traspasar la madera y devuélvela arriba para dejar después todos los extremos de los hilos dobles sueltos.

6. Estira cada uno de los hilos para hacer un nudo corredizo y asegúralos después con un par de nudos normales.

Cómo hacer un tapizado capitoné
7. Toma un trozo generoso de la tela definitiva, pues a la hora de tomar medidas hay que tener en cuenta los pliegues. Sujétalo con grapas en la parte inferior del mueble dejando suficiente tela para los fruncidos.

8. Para rematar el diseño solo deberás pegar los grandes botones sobre los huecos para de este modo tapar los hilos y conseguir un resultado impresionante.

Y tú, ¿te atreves con ello?