Cómo hacer uso de la terraza en invierno
Todavía no ha llegado el invierno pero la bajada de las temperaturas ya nos han dado un aviso de que queda muy poquito para que la estación más fría del año haga acto de presencia. Sin duda, una de las peores cosas que tiene esta época del año es que no podemos disfrutar del aire libre tanto como nos gustaría. Sin embargo, eso no significa que tengamos que dejar de utilizar los espacios exteriores de nuestro hogar.

Desde Interiorismos te recomendamos que no descuides tu terraza durante esta temporada, ya que con tan solo un par de retoques podrás disfrutarla. Lo principal es que tengas una buena climatización, que conseguirás con un adecuado sistema de asilamiento (cristalera o estructuras de plástico). Aunque esto puede implicarte un presupuesto significativo, podrás disfrutar de tu terraza o jardín durante mucho tiempo.

Cómo hacer uso de la terraza en invierno

Estufas de gas

Algo que sin duda te ayudará a hacer uso de la terraza en otoño e invierno son las estufas de gas para exteriores, que en los últimos tiempos se han hecho muy populares. El precio ronda los 200 euros, aunque es posible que los encuentres a precios más asequibles. Éstas requieren una bombona de gas que tendrás que ir cambiando de forma periódica.

Cómo hacer uso de la terraza en invierno

Sillas

También te será muy útil decorar las sillas con una manta de piel de borrego blanca que, además de calentar, le dará un toque de calidez a la terraza. Si no dispones de toldo o techo, es posible que necesites una sombrilla impermeable, ya que durante el otoño y el invierno las lluvias son más frecuentes.

Otros elementos decorativos

Si combinas estos factores con una buena decoración acogedora, tu terraza estará lista para el invierno. Cojines de colores alegres, algún farol y macetas de bonitos diseños te ayudarán a darle un poco de vida a los espacios exteriores de tu hogar. Por supuesto, el mobiliario tendrá que ser adecuado para resistir las condiciones medioambientales. En este sentido, los de fibra sintética o ratán son los más aconsejables.