Cómo iluminar el baño
Antes ya te hemos comentado la importancia de la iluminación en la decoración del hogar, sobre todo en los espacios reducidos. Es esencial que nos fijemos en cómo debemos iluminar cada una de las estancias ya que, dependiendo de cómo lo hagamos, éstas se verán más o menos amplias y tu decoración quedará mejor o peor.

Uno de los lugares del hogar a los que más atención hay que prestar es el baño. Por eso, hoy queremos darte una serie de ideas para que la iluminación de esta estancia sea la más adecuada. Así que estate atento a los consejos que vamos a darte a continuación. ¡Seguro que te son súper útiles!

En primer lugar, fíjate en la zona del espejo. Puedes escoger entre varias opciones. Por un lado tienes los apliques a los lados. Lo recomendable para que no deslumbren es que dejes unos 50 cm entre el espejo y las luces. Es preferible que haya uno a cada lado para que todos los ángulos de la cara estén iluminados con la misma intensidad. También puedes optar por colocar un fluorescente, que te dará una iluminación suave, cálida y sin emitir demasiado calor.

Cómo iluminar el baño
En esta zona del hogar tienes que tener mucho cuidado con las sombras. Por eso, lo ideal para iluminar el baño es una luz general potente y otra que ilumine la zona del espejo, que es la que necesita más luz.

Por último, debes tener en consideración algunas recomendaciones por tu seguridad. Por un lado, debes tener en cuenta que deberás poner focos estancos si quieres iluminar la zona de la ducha. De esta manera, evitarás posibles accidentes por culpa de la humedad. Además, tendrás que alejar los enchufes de las zonas de agua.