Cómo iluminar el recibidor
Aunque mucha gente no suele darle la importancia que realmente tiene, el recibidor sin duda merece que le prestes mucha atención a la hora de decorarlo, ya que es lo primero y lo último que se ve al entrar/salir de tu casa. Tenga el tamaño que tenga, debe ser un espacio acogedor y familiar que proporcione buenas sensaciones en todo momento, por poco tiempo que pases en él.

Uno de los aspectos que debemos cuidar a la hora de conseguir un buen ambiente en cualquier estancia es su iluminación, y en el caso del recibidor también es así. En este post me gustaría darte unos cuantos consejos para que sepas cómo iluminar el recibidor con éxito… ¡toma nota!

El orden, indispensable

El recibidor suele ser un espacio pequeño, por lo que debemos mantener el orden en todo momento para poder sacarle mayor partido. Lo ideal es poner poca cosa para que no se vea muy sobrecargado, empezando por un pequeño aparador y poniendo sobre él una bandejita para las llaves y el correo, una planta y algún elemento decorativo, por ejemplo.

La mejor iluminación

Para lograr que el recibidor tenga la mejor iluminación posible, el mueble y el perchero (si tienes) debe ser en tonos claros, pero siempre acorde con la decoración que tengas en tu hogar. Recuerda que, cuanto más claro es un ambiente, más amplio y luminoso parece. El blanco es un color perfecto para lograr esto, y también tonalidades suaves como vainilla o beige.

Cómo iluminar el recibidor
La luz más adecuada para poner en el recibidor es indirecta, utilizando lámparas y apliques que dirijan la luz hacia el techo. Si optas por los apliques, deben ser simétricos para poder conseguir un ambiente con armonía. Si no quieres o no puedes poner apliques en la pared, lo mejor es entonces una lámpara con regulador de intensidad, también apuntando al techo para dispersar la luz por todo el recibidor.

Estilo minimalista

Si en tu hogar tienes la decoración minimalista, entonces para el recibidor lo mejor será colocar focos empotrados en el techo, aportan mucha luz y quedan perfectos dentro de este estilo. Es una luz más directa que en los casos anteriores, así que puedes contrarrestar ese efecto colocando un pequeño aplique de luz indirecta.

Lámparas de techo

Por último, si quieres utilizar en el recibidor una lámpara de techo, puedes hacerlo si no es muy grande, para que no desentone mucho con el espacio que ocupa esa zona. Además, una lámpara grande en un espacio pequeño da sensación de agobio. Elige una que te proporcione luz tenue, con un diseño en color claro.

¿Conoces algún otro truco para iluminar el recibidor? ¡Compártelo con nosotros!