Cómo iluminar el rincón de lectura
Si eres un apasionado de los libros hay algo que no podrá faltar en tu hogar: un agradable rincón de lectura. Pocas cosas tan placenteras existen en el mundo como sumergirse entre las páginas de una buena novela, sobre todo si estás rodeado de una atmósfera perfecta, en la que la comodidad, la visibilidad y el estilo te permitan relajarte y disfrutar.

Un buen rincón de lectura deberá tener un sillón, una librería, una mesita y, sobre todo, una buena iluminación, que es precisamente de lo que queremos hablar hoy. ¿Te apetece saber que tipo de luz necesitarás para el rincón donde te sumergirás en otro mundo durante largos y placenteros ratos? ¡Averígualo a continuación!

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de que leer sin la luz apropiada es de lo más incómodo. Además, a la larga puede resultar perjudicial para la visión, por lo que es muy importante prestar atención a este aspecto.

Cómo iluminar el rincón de lectura
Como bien sabes, la luz puede ser directa o indirecta. En el primer caso la potencia deberá ser menor, entre 60 y 70 vatios, mientras que para la segunda opción lo más recomendable es que incrementes la potencia hasta los 100 o 150 vatios. Lo mejor para tu rincón de lectura es colocar una lámpara de pie junto al sillón de lectura, que podrá tener un foco apuntado directamente a la lectura o dirigir la luz hacia el techo para que éste lo refleje. Con esta opción conseguirás una mayor iluminación de la estancia en general y eliminar la posibilidad de tener reflejos en los libros.

Por último, es importante tener en cuenta la elección de los colores. Así, deberás evitar los tonos estridentes, ya que te dificultarán la concentración y el relax. Tampoco los cálidos e intensos son lo más adecuados a excepción del amarillo pálido. Lo mejor son las combinaciones con gamas frías, marrones, grises y blancos.