Cómo iluminar la cocina
Hoy en día, la iluminación juega un papel más que importante para la funcionalidad de cualquier espacio, además de contribuir ampliamente a la estética de las áreas y ser compañera de la decoración. Este papel de la iluminación es aún más relevante en la cocina, ya que es un lugar donde se llevan a cabo tareas que precisan de luz para realizarlas de manera correcta y, sobre todo, segura (no olvidemos que se suelen utilizar cuchillos afilados, tijeras y fuego).

Por eso, y a diferencia de lo que ocurre en otras estancias del hogar, la iluminación en la cocina debe ser funcional y práctica, combinando la luz natural con la luz artificial que permita preparar los alimentos y cocinar de manera agradable. Por supuesto, también deberás adaptar el espacio en función del uso que le des (comer, estudiar, trabajar…). Hoy en Interiorismos vamos a explicarte cómo iluminar una cocina.

Iluminación natural

Lo mejor es que aproveches al máximo la luz natural, es decir, la que entra por la puerta y ventanas. Para lograrlo, es importante que tengas cuidado con que los muebles no corten la circulación de la luz. Además, las cortinas y las persianas no deben impedir el paso de los rayos solares.

Cómo iluminar la cocina

Iluminación general

Respecto a la iluminación general, deberás contar con una luz agradable que se encienda junto a la puerta. Puedes optar por una luz arriba con un regulador de intensidad.

Iluminación funcional

Por otro lado, tendrás que contar con una buena iluminación funcional sobre la encimera para que puedas ver bien lo que estás haciendo. Lo mejor es que instales esta luz bajo los armarios altos y sobre el fregadero, lejos de las superficies que suelen mojarse. Además, si tu cocina cuenta con un espacio para comer o una barra para desayunar, será buena idea que coloques lámparas de techo. Así, también tendrás más luz para realizar otras tareas como estudiar.

Cómo iluminar la cocina

Iluminación de ambiente

Por último, también puedes contar con otro tipo de iluminación que ambiente algunas zonas. Por ejemplo, puedes colocar luces en las vitrinas o resaltando algún objeto.