Cómo instalar tu oficina en el armario
Como ya te dijimos ayer, los avances tecnológicos y el cambio de hábitos en la sociedad, han provocado que hoy en día muchos sean los que trabajen en su hogar. Sin embargo, el problema de la falta de espacio es muy común en las viviendas actuales, por lo que en muchas ocasiones se hace imprescindible optimizar espacios.

Una de las mejores ideas para tener una oficina en casa sin necesidad de realizar modificaciones en la decoración es la instalación de una oficina-armario, que también puede servir como zona de estudio. De esta manera, se aprovecha el espacio que hay en casa creando nuevos ambientes o dando nuevos usos.

Aunque pueda parecer una idea absurda, lo cierto es que se trata de una genial alternativa para aquellos que trabajan desde casa o que siempre suelen llevar trabajo al hogar y necesitan espacio donde desarrollar su actividad. Una de las ventajas de esta opción es que se acota la actividad laborar a este espacio, llegando a optimizar la concentración. Además, tan solo tendrás que cerrar las puertas del armario para concluir tu jornada laboral. Interesante, ¿no crees?

Cómo instalar tu oficina en el armario
Utilizar el armario como oficina quiere decir hacer uso de todo el mueble. De esta manera, las puertas pueden servir para colgar cuadros o diferentes materiales y los distintos cajones para guardar los papeles.

Por suerte, la construcción de un armario-oficina no requiere de un trabajo muy complicado. En primer lugar tendrás que vaciar el armario y limpiarlo en su totalidad. Después deberás pintarlo utilizando colores apropiados para tu actividad y que no generen distracción. A continuación tendrás que colocar una mesa adecuada, realizar una correcta instalación de la red eléctrica, que tenga la cantidad necesari de tomacorrientes para poder conectar todos los elementos de la oficina, y buscar espacio para la conexión de Internet. Para finalizar, solo tendrás que decorar tu pequeña oficina a tu gusto.