Cómo integrar la cocina y el lavadero en el mismo espacio
Como bien sabrás, ya no sólo son los solteros los que viven en pequeños pisos, teniendo como no, diferentes problemas de espacio. Ahora son muchas las familias que tienen que optar por viviendas de tamaños reducidos, principalmente por culpa de la crisis.

Sin embargo, si dejamos volar un poco la imaginación y la creatividad, podremos conseguir ahorrar algunos metros cuadrados con los que no contábamos. De hecho, las constructoras ya integran dos áreas en un mismo espacio como, por ejemplo, salón-comedor o cocina-lavandería. De esta última opción es de la que hoy queremos hablarte.

Normalmente, en la cocina es donde hay una mayor cantidad de enseres. Si a esto le unimos los elementos que se colocan en la lavandería, tendremos que tener en cuenta que la organización debe ser una prioridad. Entre otras cosas, esto es importante para que no se mezclen los olores, algo que podría llegar a ser bastante desagradable, además de anti-higiénico. Por otro lado, el orden también nos puede servir para que no ocurran accidentes domésticos, sobre todo si hay niños en la vivienda.

Cómo integrar la cocina y el lavadero en el mismo espacio
Si en tu caso, los lavabos se encuentran uno al lado del otro, te recomendamos que coloques la lavadora junto con el calentador y, así, podrás aprovechar la parte del repostero que está bajo los caños para colocar los útiles de limpieza. También puedes optar por colocar secadora y lavadora una encima de la otra (en el caso de que tengas los dos electrodomésticos) y utilizar la parte superior como un espacio extra de almacenamiento.

Por su parte, las cestas de ropa pueden ir en una esquina. Sin embargo, te recomendamos que la coloques en otra estancia como, por ejemplo, el cuarto de baño, donde, sin duda, te serán muy prácticas para acumular la ropa sucia. De esta manera, evitarás que se ensucie con los alimentos.