Cómo introducir el color marsala en el hogar
El color marsala es el color de moda para la decoración, la moda y el maquillaje y durará la moda durante todo este año 2015 porque sin duda es un color que llama la atención por su calidez y su elegancia. Este color ha sido publicado por Pantone y no tardó en ser debate, porque es un color rojizo-marrón, como rojo oxidado y para algunos es como un color de los años 90, aunque para otros es muy moderno e inspirador.

Este color terroso lo veo estupendo para los textiles de los hogares, los muebles o la tapizaría, y además para todo el año porque puede combinar perfectamente con otras tonalidades en la decoración. Esto hará que se pueda utilizar tanto para una decoración cálida en invierno u otoño o en una decoración con colores más frescos en primavera o verano.

El marsala te enriquece

El color marsala te enriquece tanto a nivel físico como espiritual porque te aportará confianza, estabilidad, seguridad y equilibrio. Es un tono de color seductor que cuando lo instalas en la decoración de una estancia sientes que el lugar te abraza, te protege. Te sentirás cómodo, acogido, cálido y feliz.

En el mobiliario

Si quieres escoger el color marsala para tapizar el sofá o unas sillas, te darás cuenta cómo automáticamente te gustará mucho más la estancia. Una decoración blanca con un sofá y unos tapizados marsala sin duda sería una opción más que acertada.

Cómo introducir el color marsala en el hogar

En los textiles

Los textiles son una opción excelente para utilizar el color marsala, porque al ser un color tan profundo como es el marrón rojizo no necesitarás más colores para combinar con el dominante (que deberá ser claro y mejor si es blanco).

Incluso podrías darle al marsala el color protagonista en cuanto a color de textiles porque quedaría estupendamente en cualquier estancia pudiendo ocupar sábanas, colchas, tapizados, alfombras, etc.

Paredes marsala

Para pintar las paredes de color marsala hay que tener especial cuidado porque al ser un color oscuro puede que si decides decorar unas paredes de esta tonalidad la estancia pareciera mucho más pequeña de lo que realmente es. Por lo que si te gusta el marsala para pintar las paredes, te aconsejo que lo hagas en una pared de acento, de este modo podrás disfrutar del color y además resaltar la estancia y dotarle de mucha más personalidad.

¿Te gustaría decorar tu hogar con este fantástico color?