Cómo lograr la distribución ideal de la zona de estar
Si te preguntaran cuál es la estancia más importante de tu casa, posiblemente dudarías: en el dormitorio pasas muchas horas, el estudio es tu refugio, en la cocina te reúnes junto a la familia, en el baño consigues encontrar la relajación necesaria… En fin, estamos de acuerdo en que todas estas habitaciones son esenciales para el hogar pero, ¿qué hay de la zona de estar?

Sin duda, la zona de estar es el corazón de la casa. En este lugar nos sentamos tranquilamente después de una intensa jornada laboral, leemos alejados del exterior, disfrutamos de una buena película e, incluso, nos divertimos junto a nuestros familiares y amigos. Por eso, es importante hacer de esta estancia un lugar de lo más confortable. Te explicamos cómo conseguirlo a través de la distribución a continuación.

Asientos que favorezcan la convivencia

Lo primero que debes conseguir para hacer de tu zona de estar una estancia confortable es colocar los asientos de manera que inviten a la conversación y favorezcan la convivencia. Además, es recomendable que esta zona se encuentre próxima a una entrada de luz. Y es que la luz natural siempre es más agradable y, además, se reduce en gran medida el consumo eléctrico.

Cómo lograr la distribución ideal de la zona de estar

La forma de la estancia

Por otro lado, debes tener en cuenta que el sofá marca la disposición de la zona de asientos. En espacios cuadrados, se pueden distribuir de manera enfrentada o en “U” si se trata de un salón generoso. Sin embargo, en estancias rectangulares, la mejor distribución para los asientos es en forma de “L”.

Un punto focal

Otra idea para logar la distribución ideal de tu salón es colocar los muebles en torno a un punto focal, un elemento que aporte interés y profundidad al ambiente. Un ventanal con vistas, una chimenea, una obra de arte, un recubrimiento de pared o una gran librería pueden servirte para este fin.