Cómo lograr un baño con estilo
El baño suele ser la estancia más pequeña de la casa, y muchas veces la más olvidada en cuanto a la decoración. Sin embargo, es el espacio donde logramos relajarnos después de un día de agobios y tensiones, por lo que cuidar todos sus detalles es fundamental para conseguir un ambiente en el que desconectar.

Con creatividad y unas cuantas ideas inteligentes puedes hacer que hasta el baño más pequeño cumpla todas las funciones que esperes. Hoy en Interiorismos vamos a darte unos cuantos consejos para que lo consigas, eso sí, sin perder el estilo.

Colores neutros

Al decorar tu baño no solo demuestras tu personalidad y gustos, sino que creas un espacio donde poder relajarte y disfrutar. Por eso, lo ideal es que apuestes por una base de colores neutros, como los tonos beige, el blanco y, si se trata de un espacio amplio, el negro o el gris.

Textiles

Para que el baño no sea un espacio aburrido, deberás introducir notas de color a través de los textiles. Con una base neutra de fondo, será muy sencillo acertar con la combinación. Además, gracias a los textiles, podrás cambiar el aspecto de tu baño de una forma súper económica.

Cómo lograr un baño con estilo

Colores y aromas

Eso sí, tendrás que buscar la armonía de los colores, formas y estampados y cambiarlos según la época del año. Así, los tonos blancos o azules son ideales para el invierno, mientras que los prints florales quedarán genial para la primavera. En verano, opta por los motivos marineros y en otoño por los colores ocre y los tierra. Además, es muy importante que tengas en cuenta los aromas, que deberán ser frescos, limpios, cítricos o marinos.

Baño en lugar de ducha

Por último, te recomendamos que si cuentas con el espacio suficiente, te decantes por una bañera en lugar de una ducha. Pronto se convertirá en tu rincón favorito de la casa para relajarte.