Cómo mantener cristales y espejos impecables
No hay nada más horrible en la decoración de interiores que exista suciedad y si ésta se encuentra en espejos y cristales la cosa se vuelve aún más antiestético. Por eso la limpieza debe ser un punto muy importante en la decoración de cualquier interior teniendo en cuenta la limpieza de cristales y espejos ya que si se mantienen bien limpios se podrá conseguir un ambiente equilibrado y relajante.

Para tener unos cristales y espejos limpios necesitarás antes que nada paciencia, después tiempo y por último ganas de hacerlo bien. Si vas con prisas y no dedicas el tiempo necesario se verán con antiestéticas manchas, por ese motivo tendrás que saber cómo limpiarlos bien y mantenerlos limpios e impecables.

Truco casero

Existe un truco casero que te ayudará a mantener impecables tus cristales e incluso tus espejos, consiste en verter media taza de vinagre (blanco mucho mejor que el de manzana) en un litro de agua y después aplicar el líquido por los vidrios con un paño sin pelusa (con papel de periódico también se puede) y verás como la suciedad se irá en el paño. El vinagre es un limpiador muy potente y además de barato es fácil de encontrar.

Otra opción es utilizar con la mezcla del vinagre un paño sin pelusa y secar los cristales y los espejos con el papel de periódico, de esta forma aún quedarán mejor.

Para manchas difíciles

Si tus cristales o espejos tienen manchas difíciles de quitar es recomendable que utilices detergente líquido para poder luchar contra ellas, necesitarás por lo menos tres tazas del producto diluido en agua. Una vez que tengas la mezcla aplica la mezcla sobre las manchas y deja que actúe unos minutos, después coge una esponja y elimina las manchas. Por último no olvides pasar un paño sin pelo o papel de periódico para secarlo y dejarlo con un brillo estupendo.

Cómo mantener cristales y espejos impecables

Las ventanas

Para las ventanas hay que tener especial cuidado puesto que son delicadas, te recomiendo que para ellas mezcles los consejos caseros que te he comentado más arriba con productos especializados para ventanas. Por ejemplo, puedes usar un pulverizador que contenga agua, vinagre y un poco de producto para limpiar ventanas.

Para que queden limpios deberás igual que antes rociar la superficie con el producto y dejar que actúe para después limpiarlo y pasar un paño sin pelusas o un periódico. Verás como los resultados son impecables.

Recuerda que los marcos de aluminio deberás limpiarlos con detergente y agua caliente para poder dejarlos bien limpios. En cambio sin los marcos de las ventanas son de madera un remedio casero es mezclar leche desnatada con agua fría en cantidades iguales.