Cómo mantener limpias las zonas críticas de la cocina
Seguramente la cocina es la estancia que más se ensucia a diario. Sin embargo, con el ritmo de vida que llevamos, es prácticamente imposible mantenerla tan limpia como nos gustaría. Además, no hay nada más tedioso que limpiar una cocina, sobre todo si está muy sucia.

También hay que tener en cuenta que, junto al baño, la cocina es una de las principales zonas húmedas de la casa, lo que provoca que en ella se concentren un mayor número de bacterias. Por todo ello, es importante conocer cuáles son los puntos críticos de esta estancia para mantenerlos en condiciones óptimas de limpieza y seguridad.

Área de manipulación

Vamos a comenzar hablando del fregadero, el punto húmedo de la cocina. Es importante eliminar todos los restos de comida y secarlo después de utilizarlo. En cuanto a la encimera, es esencial que todos los equipos y materiales de trabajo que estén en contacto con los alimentos estén realizados en materiales fáciles de limpiar y desinfectar. También deben ser resistentes a la corrosión u otro tipo de alteración que pueda ser peligroso.

Cómo mantener limpias las zonas críticas de la cocina
Por otro lado, tendrás que limpiar los utensilios, tablas de cortar, paños, trapos de cocina y cuchillos cada vez que cambies de alimento manipulado.

Área de almacenamiento

En cuanto a la nevera, deberás colocar los alimentos cocinados en la parte superior y los crudos en la inferior para evitar goteos, mientras que en el congelador lo mejor es que todos los alimentos estén en recipientes etiquetados con la fecha de su congelación. Es importante la limpieza de estos aparatos para evitar la escarcha. Además, cuando limpies, no te olvides de los tiradores, en los que siempre pueden quedarse restos de comida procedentes de las manos.

Área de residuos

Por último, deberás ser muy meticuloso con la limpieza de la zona en la que se depositan los residuos. El cubo de la basura deberá estar siempre tapado y, una vez vaciado, deberás limpiarlo y desinfectarlo.