Cómo pintar escaleras y barandillas
En muchas ocasiones hemos dado consejos sobre cómo pintar en diferentes espacios de la casa, como el techo, las paredes o incluso el suelo. Hoy me gustaría centrarme en cómo pintar las escaleras interiores y sus correspondientes barandillas, ya que en muchos casos no sabemos exactamente cómo hacerlo para que quede perfectamente.

Como cualquier otro espacio que vayas a pintar, es importante que conozcas los detalles y las claves para hacerlo con total eficacia. Solo así podrá quedarte el trabajo hecho como si fuera profesional, y los resultados serán espectaculares.

Para preparar el trabajo…

Es muy importante que haya espacio suficiente para que puedas trabajar, así que quita de la zona los muebles y objetos decorativos, así no te molestarán. Si es posible, quita las alfombras o moqueta para que no se manche y no te tropieces; si no lo es, cubre la zona con una sábana vieja para que caigan ahí los restos de pintura. Si hay alguna parte de las escaleras o de la barandilla que no quieres pintar, protégela con papel de periódico y fíjalo con cinta de enmascarar.

Cómo pintar escaleras y barandillas
Si vas a utilizar barniz, primero debes lijar con suavidad con un papel de lija fino, creando así una superficie rugosa para que la nueva capa de pintura se adhiera mejor. Si la pintura que tiene actualmente está en malas condiciones, lo mejor es utilizar un decapante en vez del papel de lijar, así quitarás esa pintura con mayor facilidad. Pasa la aspiradora, limpia con un paño húmedo y seca bien para eliminar todos los restos de suciedad, ya que si los dejas ahí podrían quedarse adheridos a la pintura y el resultado sería bastante feo.

¡A pintar!

Hecho todo lo anterior, ha llegado el momento de empezar la pintura. Aplica una capa de imprimación que ejerza de base para que la pintura se adhiera mejor a la superficie. Si las escaleras son de madera, utiliza una imprimación específica para este material. Sea cual sea la que hayas aplicado, cuando esté totalmente seca ya puedes empezar a pintar.

Cómo pintar escaleras y barandillas
Empieza por la parte más alta de la escalera y ve bajando, asegurándote en cada escalón de que cubres bien todas las vetas de la madera. Cuando termines la primera capa, espera unas 6-8 horas antes de aplicar la segunda. La barandilla requiere lo mismo, es decir, empezar de arriba hacia abajo para que no se estropee lo que ya está pintado, que es lo que sucedería si hicieras abajo-arriba.

Si vas a pintar escaleras y barandilla de color diferente, pinta las zonas por separado y deja que una esté totalmente seca antes de pasar a otra. Utiliza cinta de enmascarar en donde se vayan a juntar los dos colores para lograr un acabado perfecto. Cuando la pintura esté totalmente seca ya podrás volver a poner las alfombras, objetos decorativos y todo lo que hayas quitado para hacer el trabajo con mayor comodidad.