Cómo poner la casa a punto después de las vacaciones
El final del verano suele traer consigo el final de las vacaciones, y si has estado fuera de casa un tiempo, es necesario que la pongas a punto. Eso hará que esté totalmente preparada y en las mejores condiciones para los próximos meses. Además, una casa que no se usa durante unos días o semanas necesita una serie de cuidados especiales para oler bien y estar limpia.

Hoy me gustaría dar unos cuantos consejos para que podáis poner a punto vuestra casa si la habéis dejado sola durante las vacaciones. Aunque hayas vuelto hace ya días, es importante que hagas todo esto, tu hogar te lo agradecerá.

Imprescindible…

Cómo poner la casa a punto después de las vacaciones
– Ventilación: abre todas ventanas durante un par de horas para que se quite el olor a cerrado. Puedes también aromatizar el ambiente poniendo en un cuenco rodajas de limón o naranja y calentando en el microondas durante 10 minutos. Su fragancia será estupenda para cualquier estancia.

Cómo poner la casa a punto después de las vacaciones
– Sábanas: cambia las sábanas cuanto antes, ya que de varios días sin usar pueden tener muchos ácaros y bacterias. Hay gente que las deja cambiadas antes de irse para tenerlas limpias al volver, pero es un gran error. Lo recomendable es ponerlas el día que llegas.

– Estropajos: tanto estropajos como bayetas se endurecen si están un tiempo sin mojarse, así que mételos en agua con un chorro de lejía durante al menos una hora para que se recuperen. De hecho, esto es recomendable hacerlo una vez al mes para eliminar las bacterias que van acumulando cada día.

Cómo poner la casa a punto después de las vacaciones
– Encimera: no pongas alimentos en ella hasta que la hayas limpiado bien, pasando una bayeta humedecida con un producto específico para eliminar gérmenes y bacterias.

Cómo poner la casa a punto después de las vacaciones
– Nevera: es el momento perfecto para darle una buena limpieza, ya que seguramente tendrás muy pocos alimentos en ella. Limpia bien las baldas con lejía, así estará higiénica y preparada para los próximos meses.

– Limpieza general: por último, es muy importante también realizar una limpieza general en el hogar, fregando los suelos, limpiando los cristales y todo aquello que realizamos de manera organizada durante el año. Aunque nos lleve tiempo y tengamos que invertir un par de días, es recomendable para que la casa esté a punto y 100% higiénica.