Cómo pulir el parquet sin ayuda de un profesional
Si tu parquet está demasiado rayado pero en estos momentos no puedes cambiarlo por otro nuevo, entonces deberás pulir el suelo. Lógicamente, lo mejor es contar con un profesional, que logrará el mejor resultado posible. Sin embargo, en los tiempos que corren tenemos que recortar gastos en todos los ámbitos de la vida, incluido en el hogar.

Sin embargo, que no puedas contratar un profesional no significa que no puedas pulir el suelo. Hoy en Interiorismos vamos a contarte cómo hacerlo de manera fácil y sencilla. ¿Listo?

Preparación

En primer lugar deberás sacar todos los muebles y demás elementos de la estancia que vayas a pulir. Además, es importante que compruebes que todos los clavos del suelo están firmemente asentados. A continuación, tendrás que limpiar el parquet utilizando productos que permitan devolverle al suelo su aspecto natural. Para los suelos de parquet puedes escoger productos como el barniz, el aceite o la cera.

Cómo pulir el parquet sin ayuda de un profesional

Barniz o laca

Para el barniz o la laca se necesitará un cepillo y seguir la dirección de las vetas de la madera. Luego deberás dejar secar antes de aplicar la segunda capa.

Con aceite

En cambio, si se ha elegido aceite, lo mejor es utilizar un rodillo. Para la primera capa se deberá diluir el aceite y tomarse un tiempo suficiente para empapar a fondo todos los tablones. Después, se deberá realizar una segunda aplicación, aunque en esta ocasión sin diluir el aceite. Para quitar los restos de aceite del piso, deberás limpiar con agua jabonosa y frotar con un paño.

Con cera

Si te decantas por el encerado, primero tendrás que aplicar un sellador con ayuda de un rodillo de pelo corto. Es importante que la cera sea de buena calidad y que su aplicación se haga manualmente, ya sea con un paño o usando la pulidora eléctrica.