Cómo quitar la pintura
Pasado un tiempo nuestras paredes, muebles u ornamentos comienzan a desmejorarse perdiendo parte del color e incluso desconchándose sobre la superficie… Y cuando ocurre esto, ya no hay más remedio que eliminar la antigua pintura y renovar con una nueva.

La segunda parte la tenemos bastante clara, pero, ¿qué hay de preparar la superficie para volver pintarla?

Si quieres saber cómo quitar la pintura de superficies como el yeso, la madera o el metal presta atención a lo que te contamos, ¡no todo vale!

En uno de los lugares en los que más suelen producirse las grietas y desconchamientos es en las paredes de yeso, por lo que lo más probable es que te encuentres con necesidad de retirar la pintura en más de una ocasión. Para hacerlo, lo mejor es que utilices una espátula o un papel de lija de grano fino, que deberás sujetar con la palma de la mano.

Cómo quitar la pintura
Como seguramente querrás preparar la superficie para una nueva pintura, debes recordar que más allá de eliminar la anterior debes dejar en perfectas condiciones la superficie, sin grietas ni fisuras. Para ello aplica con una espátula un producto sellador y una vez seco líjalo para dejar la zona completamente lisa.

En el caso de las superficies de madera y metal, lo mejor es comprar un decapante químico especial para retirar pintura antigua, que tiene una composición capaz de quemar los materiales.

El producto es de fácil uso, y es que sólo tendrás que aplicar el producto sobre la superficie como si fuera una pintura. En contacto con la superficie, el decapante químico ablandará el acabado anterior hasta que se comience a despegar.

Una vez ha pasado el tiempo que indica el fabricante (ni más ni menos) deberás quitar con una espátula (un estropajo de metal si la superficie es metálica) la pintura que se haya levantado.

No obstante, ándate con ojo, pues además de que deberás tomar bastantes precauciones este producto solo puede utilizarse sobre superficies horizontales.