Cómo reformar la buhardilla
A muchos les gustaría poder tener una buhardilla en su hogar, un lugar que si sabe aprovecharse, puede convertirse en un rincón realmente especial. Lo mejor de la buhardilla es que reformándola de manera adecuada puede cumplir diferentes funciones, más allá de la de almacén o trastero. Así, dependiendo de las necesidades, puede convertirse en una habitación de invitados, en una sala de juegos infantil, en una oficina o un salón con encanto.

Decidir cómo va a usarse la buhardilla depende tanto de las necesidades como del espacio disponible. Hoy en Interiorismos queremos darte los pasos para que puedas reformar tu buhardilla para que cuente con todo lo indispensable.

Cuestiones básicas

Además de abrir y facilitar el acceso, es importante que la buhardilla cuente con instalaciones de luz y, si se quiere un aseo, de agua y evacuación de aguas residuales. En viviendas de obra nueva es más frecuente que haya, al menos, preinstalación eléctrica, donde solo hay que decidir dónde se llevan los puntos de luz para colocar enchufes e interruptores.

Cómo reformar la buhardilla

Abrir ventanas

También es importante abrir ventanas, lo que se hace en los huecos que quedan entre las viguetas del forjado. Técnicamente se pueden poner tantas como huecos haya, aunque es mejor consultar la normativa urbanística. Es importante escoger la forma de apertura de la ventana. Es aconsejable la apertura eléctrica para ventanas fuera de alcance. Además, puedes incorporar un sensor de lluvia que cierre la ventana automáticamente en caso de lluvia. También es importante que asegures el máximo aislamiento y protección frente al calor con el acristalamiento y las persianas.

Climatización

Si va a usar mucho la buhardilla, deberás climatizarla para que sea más confortable, teniendo en cuenta que será la parte de la casa más fría en invierno y la más caliente en verano. Puedes calentar la buhardilla prolongando el circuito de calefacción de la casa, con un emisor eléctrico o añadiendo una estufa o chimenea. En verano, lo mejor es un aparato de aire acondicionado.

Cómo reformar la buhardilla

Techos, paredes y muebles

A continuación tendrás que rematar el techo, pintar las paredes, elegir el tipo de suelo y, por último, escoger el mobiliario. Para aprovechar los espacios bajos, se pueden instalar baldas o muebles de obra o de madera a medida.