Cómo restaurar muebles
Ya sea por gusto o por ahorrarse unas pesetillas, cada vez son más las personas que optan por restaurar algunos de sus muebles. Una idea que además está plagada de moda, ya que con ella se consigue un toque vintage que es máxima tendencia. Hoy veremos aspectos destacables que deberás tener en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

Valorar el estado del mueble

El primero de ellos es valorar el estado del mueble a restaurar, ya que no todos tienen las mismas necesidades de arreglo. Incluso algunas piezas pueden tener carcoma, por lo que es fundamental aplicarles un producto específico que la combata. Para ello hay que desmontar piezas como cajones, baldas y similares para trabajar con mayor comodidad. Se lijan bien todas la superficies y luego se aplica una mezcla de aguarrás con vaselina, preferiblemente con lana de acero.

Cómo restaurar muebles
Cuando el mueble esté seco, aplica el producto anticarcoma a pinceladas primero, y después introdúcelo con una jeringuilla en cada agujerito. Una vez hayas finalizado, envuelve todo el mueble con un plástico y ciérralo perfectamente, asegurándote de que quede como precintado. Déjalo así una semana para que el tratamiento haga su efecto. Transcurrido ese tiempo, quita el plástico e introduce una mezcla de resina diluida en acetona en cada orificio, también con una jeringuilla. Este paso consolidará la estructura del mueble.

Listo para restaurar

Cómo restaurar muebles
A partir de ahí, tu mueble ya estará listo para realizar la restauración específica que necesite. Ya tienes las superficies lijadas, limpias y curadas, así que ahora ya puedes rellenar grietas, si es que las tuviera. Utiliza ceras de diferentes tonalidades para darle un aspecto más natural, algo que se magnificará cuando apliques las anilinas que consigan el tono deseado. Remata la faena puliendo todo el mueble para darle más brillo. También puedes pintarlo si prefieres que la restauración incluya un cambio de color.