Cómo sacar partido al recibidor
Como en muchas ocasiones, hoy también queremos mostrarte la mejor manera de sacar partido a una de las zonas de tu casa. En esta ocasión se trata del recibidor, la carta de presentación de tu hogar. También conocido como entrada o hall, este lugar es lo primero que se ve al entrar, por lo que es muy importante la impresión que dé a los diferentes visitantes que recibas, ya que condicionará la opinión que tengan del resto de tu casa.

Además de pensar en los demás, es muy importante que tengas en cuenta la decoración del recibidor para ti mismo. Esto te valdrá para sentirte muy a gusto al entrar en el hogar y para marcharte tranquila de él. No te lo pienses más, e intenta sacar el máximo partido a esta zona tan olvidada por todos.

En primer lugar tienes que fijarte en la iluminación de esta zona. Si no dispones de mucha luz, lo ideal es que decores las paredes de colores claros o neutros. Además, puedes probar con pintar el techo en un tono más claro. De esta manera, ganarás amplitud y sensación de altura. En cambio, si tienes espacios más luminosos, puedes probar por personalizar las paredes con estucos, esponjados o cuadros, entre otras opciones.

Es muy importante que no recargues el recibidor, por lo que procura no abarrotarlo de muebles. Además de escoger las piezas esenciales, es preferente que elijas tonos claros y de materiales ligeros. Por supuesto, evita los que sean muy anchos y procura que no entorpezcan el paso. Puedes optar por zapateros, una consola, un librero, un perchero, baldas voladas o un armario para abrigos. Para ganar amplitud e iluminación también son muy recomendables los espejos.