Cómo sacar partido a un salón pequeño
¿Vives en un piso pequeño? ¡Pues no desesperes! Aunque te parezca imposible, con una distribución racional, un mobiliario adecuado y un look creativo, los metros se doblarán y tu casa parecerá otra. Básicamente, se trata de combatir la falta de espacio con distribuciones abiertas y flexibles, almacenamientos integrados y compactos, y decoraciones personales.

Teniendo en cuenta que el salón es la estancia principal del hogar y en la que solemos pasar la mayor parte del tiempo que estamos en casa (sin contar las horas que estamos durmiendo), hoy vamos a darte unos trucos para que aprendas a sacarle partido. ¿Nos acompañas?

Sofás

Vamos a comenzar hablando de los sofás. Lo mejor si cuentas con pocos metros es escoger un sofá grande, antes que dos pequeños, que necesitan más espacio. Te recomendamos que lo escojas de un color claro, que resultará más ligero. Si quieres, puedes completar el salón con una butaca. Además, puedes optar por una chaise longue, que es una magnífica idea para ganar asientos.

Cómo sacar partido a un salón pequeño

Auxiliares y mesas de centro

Es mejor que en los salones pequeños no abuses de los muebles auxiliares (lo mejor es que te decantes por mesas nido y piezas móviles), y que escojas una mesa de centro proporcional al tamaño del sofá, preferiblemente con almacenaje en forma de baldas o cajones.

Para ganar más espacio de almacenaje, lo mejor es que te decantes por muebles a medida que saquen partido a rincones y espacios difíciles.

Cómo sacar partido a un salón pequeño

Iluminación y color

En cuanto a la iluminación, deberás optar por una luz general poco intensa con lámparas orientables, mientras que en el comedor podrás escoger una lámpara suspendida, siempre que la ubicación de la mesa sea fija. Por otro lado, te recomendamos que utilices colores claros para paredes y muebles y que utilices los textiles para dar notas de color.