Cómo tener una zona de celebración permanente en el hogar
Con el título de este post no quiero decir que tu casa tenga que ser siempre un punto de encuentro para fiestas, o estar las 24 horas de celebración ¡de eso nada! Pero no puedo evitar recordar en algunas películas, como cuando alguien recibía en su hogar a invitados inesperados siempre tenían dispuestos una zona en su hogar con bebida (no siempre tiene que ser alcohol ni mucho menos) para poder ofrecer a esa visita no esperada.

Tener esta zona de celebración permanente o rincón para las visitas en el hogar, me parece una forma excelente de ser un buen anfitrión y de además, tener siempre algo disponible para ofrecer a las visitas siempre que vayan a tu hogar a verte. Pero para crear estas zonas de celebración permanente o rincón de visitas, hay que tener algo de ingenio y crearlo de tal manera que pueda ser cómodo para nosotros, que no nos moleste en el día a día y que además encaje bien en la decoración de nuestro hogar.

En la estancia que prefieras

No podemos negar que en los días de frío tener en casa este tipo de rincones es fenomenal para poder pasar ratos agradables con los amigos o familiares, ¡será como tener el bar en casa! Y así disfrutar de un buen rato sin tener que salir a las frías calles durante el invierno o cuando hace demasiado calor.

Para colocar esta zona de bebida puedes pensar en la estancia que más cómodo te sientas y que no te importe que tus invitados estén en ella compartiendo el tiempo y el espacio contigo.

Cómo tener una zona de celebración permanente en el hogar
Puedes incorporar esta zona de ocio en tu cocina, en tu salón o en tu sala de estar, ya que estas son las tres estancias que se usan como zonas comunes. En ningún modo lo pongas en tu dormitorio, puesto que es tu refugio y tu lugar de descanso.

¿Cómo incorporar esta zona?

Para crear esta zona tienes muchas opciones y será tu creatividad y tu ingenio el que te ayude realmente a saber cómo lo quieres y qué necesitas, pero no es necesario gastarte mucho dinero en ello.

Por ejemplo puedes poner en la esquina del salón o sala una mesita auxiliar con ruedas y estantes que te ayuden a tener tus botellas y tus vasos siempre a punto por si llegan invitados. El hecho de que tenga ruedas te ayudará a poder transportarlo tranquilamente de un lugar a otro de la casa. Otra opción es por optar por un pequeño mueble bar.

Este es tan sólo un pequeño ejemplo, pero puedes crear tu rincón cómo prefieras ¡quizá te apetezca instalar una pequeña barra de bar en tu sala de estar!