Complementos para el parquet
Elegir el parquet como material de recubrimiento para el suelo es una idea genial que no solamente resultará de lo más decorativa sino que en muchas ocasiones también puede ser muy práctica.

Sin embargo, con este tipo de suelos a veces encontramos acabados complicados que pueden llegar a arruinar nuestra decoración si no buscamos una buena solución. Una buena idea para conseguirlo puede ser utilizar algunos rodapiés, pletinas o mamperlanes… ¿No tienes ni idea de lo que te hablamos? Entonces echa un vistazo a este artículo y consigue unos acabados perfectos.

– Rodapiés: También conocidos como zócalos, estos complementos son una especie de franjas decorativas en el mismo color que el parquet que se colocan en la unión entre el final del suelo y la pared y que resultan muy prácticos para evitar que los acabados queden a la vista. Generalmente existen en el mercado tanto diseños lisos como decorados en distintas formas y alturas para que encuentres el que más va con tus gustos o la decoración de tu espacio; además, son bastante económicos y fáciles de utilizar.

Complementos para el parquet
– Pletinas: Son las franjas largas que se colocan como transición decorativa en los espacios donde se crea un hueco difícil como es el caso de las rampas. En realidad, podrás escoger si prefieres estas pletinas en aluminio o en madera como el mismo suelo.

– Mamperlán: Es un acabado para las escaleras que consiste en colocar un listón de madera sobre el canto del peldaño que sobresale sobre la contrahuella. Para colocarlo, no obstante, debes tener en cuenta que huella y contrahuella se encuentren en un perfecto ángulo de 90º para encajar a la perfección con el resto del laminado.