Cómo conseguir que tu cocina pequeña sea funcional
La cocina es junto al salón y al dormitorio la zona de la casa en la que más tiempo se pasa ya sea cocinando o comiendo en familia o junto a los amigos. En muchas ocasiones el problema estriba en que la propia cocina no es lo grande que uno querría provocando algún que otro problema de espacio.

Si es tu caso ya que cuentas con una cocina de pequeñas dimensiones, no te preocupes ya que con los siguientes consejos conseguirás que tu cocina sea totalmente funcional a pesar de sus reducidas dimensiones y poder disfrutar de cada centímetro de la misma.

Aprovechar la altura de la cocina

Es importante aprovechar la altura de las paredes de la cocina para de esta forma poder poner muebles de almacenaje que te ayuden a ganar en espacio y mantenerlo todo en perfecto orden y organizado. Se trata de una manera muy fácil y sencilla de aprovechar el espacio de la cocina.

Estantes con doble funcionalidad

Los estantes que tienes en la cocina puedes usar para múltiples funciones, de esta forma puedes poner vasos y platos y en la parte de abajo de ellos poner un rollo de cocina o colgar utensilios como cuchillos o espumaderas.

Pequeñas placas de cocción

Si tu cocina es demasiado pequeña no es necesario usar grandes placas de cocción ya que ocupan demasiado espacio, lo mejor es optar por dos pequeñas placas de cocción que te permitan tener mucho mayor espacio en la encimera.

Cómo conseguir que tu cocina pequeña sea funcional

Superficies satinadas

Si tu cocina cuenta con pocos metros cuadrados lo mejor es optar por una superficie satinada o brillante ya que ayudan a ampliar el campo visual de la cocina dando la sensación de que es mucho mayor y grande.

Orden y organización

Tenerlo todo bien ordenado es perfecto para conseguir que la cocina parezca que tiene bastante amplitud. Cuanto menos objetos tengas por encima de la cocina menos pequeña parecerá la misma. El orden es la clave para que cualquier estancia parezca mucho mayor de lo que en realidad es.

Materiales

En el caso de que cuentes con un cocina demasiado pequeña debes usar colores neutros como es el caso del blanco o del beige y combinar los mismos con materiales como la madera o el metal ya que te ayudarán a potenciar la luz natural y a conseguir de esta forma una mayor sensación de amplitud en toda esta zona de la casa.