Consejos básicos para escoger un sofá
El salón es el corazón de todos los hogares y el sofá es el corazón del salón, con esto quiero decir que el sofá es el alma de todo salón y debes escogerlo con cautela para no equivocarte y que de este modo puedas disfrutar de tu salón en toda su plenitud. El sofá puede ser un punto de referencia para la decoración, puede ser un lugar donde descansar siempre que tengas un momento, es el lugar ideal para reunirte con tus amigos… ¡debe ser cómodo y bonito!

Hoy quiero hablarte sobre algunos consejos básicos (pero muy importantes) para que puedas escoger un sofá que se adapte a tus necesidades, a tu estilo de vida, a tus gustos y también a tus visitas. Además antes de escoger el sofá debes tener claro que tiene que ser un mueble que te dure mucho tiempo, porque si no es bueno como para durar mucho tiempo difícilmente será cómodo. Haz que tu inversión merezca la pena.

Un sofá robusto

Si compras un sofá endeble sólo por ahorrarte algún dinero a la larga te puedes arrepentir puesto que un sofá para que dure siempre deberá ser un sofá robusto. Normalmente un sofá robusto suele estar hecho con materiales de mejor calidad que aquellos sofás más endebles. Los marcos de un sofá si están hechos de madera de calidad es probable que te dure más y sea más cómodo. Los sofás de gama baja suelen estar construidos con madera de poca calidad.

Consejos básicos para escoger un sofá

Muelles a prueba

Los sofás baratos a menudo tienen unidades hechas de alambre que está preensamblados, aunque parece que al principio te ofrecen bastante apoyo, con el tiempo (que no suele ser mucho) al sentarse en él suelen ceder y hundirse, algo que los harán incómodos y muy probablemente inservible. Un sofá de mejor calidad puede resistir el tiempo y que se sienten en él durante muchos años.

Relleno de calidad

Un sofá está relleno porque de esta manera es como podrá ofrecerte confort de verdad, además si su relleno es de calidad la durabilidad será mucho mayor. La mayoría de los sofás están rellenos de espuma, sin embargo, tendrás que saber que no toda la espuma que hay en el mercado es una espuma de buena calidad.

Consejos básicos para escoger un sofá
Las espumas que son de baja densidad pueden ser bastante más baratas que las espumas de mayor calidad, pero cuando un sofá se utiliza bastante no es buena idea optar por una espuma más barata sólo por ahorrarse un dinero porque a la larga te arrepentirás de esa decisión. Si optas por espuma de buena calidad te estarás asegurando que el asiento dure mucho más tiempo y que no se hunda.

Textiles suaves y de calidad

Lo último que quieres sentir cuando te sientas en un sofá es que la tela sea rugosa, áspera o de mala calidad. La tapicería que utilices en tu sofá deberá ser durable, de buena calidad y que además sea agradable al tacto (independientemente si después pones alguna funda).

Es necesario que cuando compres un sofá tengas en cuenta que la tapicería sea de buena calidad para que aguante roces y desgaste.

Consejos básicos para escoger un sofá
Después de leer estos cuatro consejos para escoger un sofá puedes hacerte una idea de qué es lo que debes tener en cuenta para que cuando escojas un sofá sea el perfecto para ti, para tus invitados y para tu día a día. No hay nada peor que comprar un sofá y que al poco tiempo se estropee por no haberte fijado en estos puntos tan importantes, aunque también tienes que pensar en tu presupuesto… ¡recuerda que a veces lo barato sale caro!