Consejos básicos para la instalación de suelos de madera
Tener el suelo de madera sin duda es una forma de tener un hogar con un aspecto cálido, acogedor y confortable. Pero hay quienes se resisten a tener suelos de madera porque piensan que no sólo el material, sino también la instalación puede ser demasiado costosa. Pero la realidad es que la instalación de suelos de madera no tiene por qué ser algo demasiado complicado si sabes cómo hacerlo, y además te ahorrarías bastante dinero.

Cuando quieras instalar los suelos de madera deberás tener algunas consideraciones presentes para poder asegurar la durabilidad del material. Desde el diseño hasta la selección de la madera son cosas importantes que tendrás que tener en cuenta. Tus suelos de madera transformarán el ambiente de una forma espectacular y muy elegante. Normalmente los suelos de madera van unidos e intercalados entre sí para asegurar la calidad.

Preparación

Cuando quieras instalar los suelos de madera tendrás que asegurarte que la base es sólida y que soportará bien la presión sostenida del peso de la madera y de las personas sobre ella. Si el suelo no es estable no podrás realizar la instalación.

En ocasiones es adecuado instalar los suelos de madera sobre una losa de hormigón existente para que quede bien, aunque esto no siempre es necesario si el suelo está en buenas condiciones para poder realizar la instalación. Recuerda que si hay puertas en casa deberás quitarlas para poder instalar los suelos de forma efectiva.

Consejos básicos para la instalación de suelos de madera
Tendrás que tomar medidas para que la madera encaje en cada rincón y que no se instale de forma incorrecta, algo que podría ocasionar grietas y/o deterioro. Además, el calor excesivo o la humedad podrían estropear la madera por lo que resulta imprescindible cuidar estos aspectos antes de la instalación.

Colocación

Por norma general, el suelo de madera se coloca enmarcando el subsuelo para asegurarte que está en buenas condiciones estructurales y así podrás garantizar los buenos resultados sin ningún tipo de percance. Tendrás que coger las tablas de maderas e ir encajándolas (te aconsejo que las compres ya cortadas para evitarte trabajo innecesario y que te puede complicar demasiado la colocación), pero tendrás que asegurarte que no existe humedad que pueda afectar a la madera. El suelo deberá estar cubierto con polietileno para evitar cualquier entrada de agua.

Además, debes recordar que para la instalación es importante el uso de la losa de hormigón en el suelo porque te ayudará a apoyar el subsuelo sin ningún tipo de problemas. La instalación tendrá que empezar siempre por la pared más larga de la casa y continuar por las más cortas.