Consejos para comprar o alquilar un piso
En Interiorismos solemos darte un montón de consejos e ideas para decorar tu hogar con el fin de ayudarte a conseguir un espacio único en el que te sientas realmente cómodo y satisfecho. Pero claro, para que esto sea así es fundamental partir de la base de haber acertado a la hora de elegir la vivienda que vas a habitar. Por ese motivo hoy quiero darte algunos consejos que debes tener en cuenta antes de comprar o alquilar un piso.

El primero de ellos es la ubicación, y con esto no quiero decir que tenga que estar situado en pleno en centro. Me refiero a que mires bien las prestaciones externas a tu casa que más puedas necesitar, que pueden ser un colegio y un parque (en el caso de tener niños), un centro de salud, gimnasio, supermercados, etc. Del mismo modo, evita aquéllos que estén en zonas de ruidos como bares o similares; aunque ahora no te importe, con el tiempo no lo soportarás. Si tienes coche, mira la posibilidad de alquilar un garaje cercano o la facilidad para aparcar en esa zona. Si usas transporte público, busca un punto en el que pasen muchas líneas de manera constante.

Consejos para interiores

Consejos para comprar o alquilar un piso
En lo que al piso se refiere, no mires solo el número de habitaciones, sino el tamaño de cada una de éstas. Esto es muy importante, y más aún si no tienen armarios empotrados, ya que un buen espacio para el almacenaje es imprescindible. También sería bueno que te interesaras por el tendedero de la ropa, y si no lo tiene, piensa que necesitarás una secadora o un lugar para colgar la colada dentro de casa.

Otros detalles a tener en cuenta

Consejos para comprar o alquilar un piso
Elegir bien un piso requiere de mucha paciencia y dedicación. No dudes en abrir puertas y ventanas, comprobar persianas y demás objetos similares para comprobar que todo funciona perfectamente. Mira también la presión de los grifos, ya que a veces acabamos viviendo en casas que tienen un hilito de agua que casi no te da ni para una buena ducha. Y si vas a decantarte por un dúplex o un piso con alguna estancia a dos alturas, piensa primero en la dificultad que eso te traerá si tienes una lesión que te impida moverte con soltura.