Consejos para decorar aseos de cortesía
Aunque las viviendas son cada vez más pequeñas y la falta de espacio suele ser la tónica habitual a la hora de decorar cualquier hogar, todavía es bastante común encontrar aseos de cortesía en muchas viviendas, especialmente en las que cuentan con más metros.

Este tipo de baños es ideal para los invitados o para cuando aparece algún visitante ocasional. En ellos no puede faltar un lavamanos, un inodoro y un espejo, y lo normal es que sus líneas sean básicas, los colores claros y cuente con pocos objetos decorativos. Te damos unos cuantos consejos para que los decores a continuación.

Ubicación

Los baños de cortesía suelen encontrarse en la entrada principal en lugares de paso para que sean de fácil acceso a las personas ajenas a la casa, que no se sentirían cómodas entrando, por ejemplo, al dormitorio principal para tener que ir al baño.

Consejos para decorar aseos de cortesía

Ducha

Aunque no es obligatorio, lo ideal es que los aseos de cortesía incorporen una ducha para que los invitados que pasen una noche en casa no tengan que utilizar el baño principal. Aunque el espacio sea pequeño, un sencillo plato de ducha podría ser de lo más útil.

Espejo e iluminación

Como este tipo de estancias suelen ser de tamaño reducido, es imprescindible que no falte un espejo para generar la sensación de amplitud necesaria. En cuanto a la iluminación, son preferibles los sistemas de luz difusa y agradable.

Otros consejos

Por otro lado, te recomendamos que no añadas armarios bajo el lavamanos para no generar sensación de agobio, especialmente si el aseo es muy pequeño. Puede ser suficiente con alguna estantería o mueble auxiliar que te servirá para almacenar las toallas y los rollos de papel higiénico.