Consejos para el diseño de espacios pequeños
Si estás dispuesto a decorar y organizar un espacio que tiene pocos metros cuadrados, puede que lo primero que se te pase por la cabeza es que es demasiado pequeño y que tiene pocas posibilidades. Pero nada más lejos de la realidad, los espacios pequeños tienen un gran abanico de posibilidades para poder explotar y que de ese modo puedas aprovechar ese espacio sin que tenga nada que envidiarle a otro de más metros cuadrados.

Si quieres un estilo dinámico en un espacio pequeño, a continuación quiero darte algunas sugerencias que te podrán ayudar. No es necesario que tengas que pensar en pequeño. Puedes pensar en un cambio de imagen en tu salón, en añadir o quitar accesorios a un espacio que ya es pequeño… lo que nos interesa es añadir un poco de ingenio para conseguir que tu espacio se vea más grande y se sienta más acogedor.

Engañar al ojo es un elemento muy poderoso en decoración y en el diseño, por eso no te pierdas los siguientes trucos y consejos para convertir un espacio pequeño en un lugar acogedor. Podrás conseguir que sea un espacio realmente encantador. ¡Te encantará!

Pon espejos en tu vida

Los espejos serán tus mayores aliados cuando se trata de espacios pequeños. Ellos serán los encargados de crear ilusión de amplitud y espacio a la estancia. Además también aumentan la cantidad de luz en una habitación. La posición es importante, por lo que lo ideal es que los coloques de tal modo que reflejen las ventanas opuestas para aprovechar al máximo la luz natural y darle a tu habitación un aspecto más abierto, además de transmitir mayor confort.

Consejos para el diseño de espacios pequeños
No es necesario que te gastes una fortuna comprando espejos muy grandes. La mejor opción en las estancias pequeñas es comprar espejos (dos por ejemplo) que sean más pequeños y colgarlos uno al lado del otro, o uno encima de otro… es necesario que compenses ligeramente para crear movimiento e interés en el ambiente. Los espejos también funcionan muy bien detrás de estanterías en la pared pero aún más detrás de camas o chimeneas, ya que parecerá que el espacio es el doble de grande.

La importancia de la luz

La luz natural es clave en la decoración de espacios pequeños, cuanta mayor luz natural más amplitud parecerá que hay y te sentirás mejor. Pero lo ideal es que utilices el mismo color de la luz para tus alfombras, cortinas, paredes y elementos… es decir, utiliza el blanco o el amarillo pálido. Así tanto las paredes como el techo darán la sensación de que retroceden y parecerán más grandes.

Consejos para el diseño de espacios pequeños
Si te gustan los colores vibrantes no tienes que prescindir de ellos, puedes utilizarlos en los pequeños detalles o accesorios de acento para conseguir esa alegría en la estancia. Pero recuerda que una gama de colores neutros será mejor para una estancia pequeña… pero puedes añadir colores vibrantes en pequeñas cantidades como el morado, el rojo o el verde (en cualquiera de sus tonalidades).

Mobiliario bajo

Si tienes un espacio pequeño para diseñar es posible que te resulte difícil escoger el tamaño del mobiliario para que se pueda adaptar a la superficie disponible. Pero la mejor estrategia es escoger muebles bajitos, es decir, que tengan menos espacio entre la base del mueble y el suelo. También puedes escoger muebles prácticos y pequeños como mesitas auxiliares, otomanas, etc. Con las plantas puedes hacer lo mismo, escoge plantas enanas para decorar la estancia, así tendrás una estancia alegre gracias a las plantas y bien amoblada.

Consejos para el diseño de espacios pequeños
Por último y no menos importante, no se te debe olvidar que el mobiliario aunque sea bajo, ¡deberá ser funcional! Si a un mueble le das una doble función, ¡será lo ideal! Por ejemplo una otomana puede ser asiento y también mesa auxiliar con una bandeja encima.