Consejos para escoger la cuna de viaje
Por fin ha llegado agosto, mes en el que algunos de vosotros podréis disfrutar de unas merecidas vacaciones que os harán olvidar la rutina de cada día. Si eres de los afortunados que van a hacer un viajecito para visitar alguna isla paradisiaca, una capital interesante o el pueblo de los abuelos, tendrás que considerar varios factores, especialmente si tienes hijos pequeños. Si es tu caso, hay algo que no deberá faltar entre tus pertenencias: una cuna de viajes.

Las cunas de viaje ya no son lo que eran. Desde que se comercializaron las primeras hasta ahora, ha habido una enorme evolución y ahora son más ligeras, tienen un montaje más sencillo y resultan más cómodas y seguras para el bebé. En el mercado las encontrarás de todo tipo, pero antes de escoger la de tu pequeño deberás tener varias cosas en cuenta.

Edades, peso y dimensiones

En primer lugar, es importante conocer los tramos de edad en que puede usarse cada modelo de cuna, ya que hay algunas que son aptas para los 9 meses y otras que lo son hasta los 3 años. El peso y las dimensiones de la cuna también serán decisivos a la hora de escoger tu cuna. La mayoría está entre los 8 y los 10 kilos, aunque también las hay más ligeras.

Consejos para escoger la cuna de viaje

Estructura y montaje

Otro aspecto a tener en cuenta es la estructura y la facilidad de montaje y plegado. Algunas son de aluminio, resistentes y ligeras, ideales para transportarlas de un lado a otro. Otras incorporan un sistema que evita el cierre accidental y algunas tienen ruedas giratorias y frenos. Lo que es esencial es que la cuna cuente con bolsa de transporte para almacenarla adecuadamente. También pueden ser determinantes las medidas de la cuna cuando esté cerrada.

Seguridad

Por último, deberás tener en cuenta algunos detalles de seguridad: que incorpore bordes acolchados, superficie antideslizante, sistema antivuelco, puertas con cremallera…