Consejos Feng-Shui en el hogar
La filosofía oriental del Feng Shui se ha convertido ya en una de las bases que muchos utilizamos a la hora de decorar nuestros hogares, y es que, según se dice, puede ayudarnos a sentar las bases de un lugar tranquilo y con buenas vibraciones.

Los conceptos del feng-shui pueden ser largos y difíciles de comprender, por lo que en Interiorismos queremos echarte una mano explicándote algunas de las bases decorativas en cada estancia:

Salón
– Evita las fotografías de las personas que ya no están, pues no es adecuado tener objetos relacionados con la muerte.

– No abuses de demasiados muebles y además distribúyelos de forma equilibrada en la estancia facilitando el paso en la medida de lo posible.

– Los mejores colores para un ambiente armónico serán el azul (norte), los rojos y naranjas (sur) y los verdes claros y naranjas en toda la estancia (este y sudeste).

Consejos Feng-Shui en el hogar
Cocina
– La ubicación de los muebles y electrodomésticos es una de las cuestiones más importantes, no solo por la facilidad de paso en la zona sino también porque la ubicación del mobiliario puede beneficiar o no a la estancia.

– La persona que cocina nunca puede dejar la puerta abierta puesto que podría provocarle intranquilidad.

– Las flores y plantas son un gran recurso para traer las energías positivas hasta este espacio.

– Fomentar la amplitud del espacio, utilizar madera para mobiliario y decoración y potenciar la luz natural y una buena ventilación es esencial en cualquier cocina feng-shui.

Dormitorio
– No coloques objetos relacionados con la muerte.

– No utilices espejos en la decoración, pues pueden molestar para el sueño.

– Procura que la cama se ubique de forma que tumbado no debas enfrentarte a la puerta, pues tu cuerpo absorbería toda la energía y desequilibraría el entorno.

Baño
– No abuses de los muebles, pues los baños suelen ser pequeños y el paso por ellos debe ser fácil.

– El orden y la limpieza continua siendo uno de los requisitos fundamentales para un baño armónico según el feng-shui.

– El retrete debe estar detrás de la puerta o en alguna zona del hogar desde el que no se pueda apreciar.

– Potencia la luz en el espacio y utiliza tonos agradables para la decoración.

– Procura que esté siempre bien aromatizado.

¿Conoces algunos otros trucos? ¡Cuéntanoslos!