Consejos Feng-Shui en la decoración
Un hogar acogedor, confortable y con muy buenas vibraciones en el que vivir en paz y armonía junto a nuestros seres queridos: Este es a rasgos generales el objetivo de la disciplina oriental del Feng Shui.

En lo que a decoración se refiere, entonces, el Feng Shui tiene mucho que decir… ¿Quieres conocer algunos de sus consejos generales y sus objetos predilectos para decorar tu hogar? Echa un vistazo a lo que te contamos y procura cumplir estas claves básicas, ¡haz del tuyo un hogar Feng-Shui!

– Los espacios deben estar siempre bien iluminados, ya sea con luz natural (preferentemente) o artificial. Si quieres que la estancia tenga vitalidad apuesta por fomentar la luz natural, pero para ambientes íntimos y acogedores escoge luces tenues procedentes de la luz artificial o de las velas.

– En este sentido, es esencial que potencies la luz en el espacio a través de los elementos decorativos y el mobiliario: Espejos, cortinas de tejidos finos y naturales, ventanas sin persianas, buena distribución de los muebles en el espacio…

– Todo esto mejora el ambiente si va acompañado del buen hábito de mantener los espacios limpios y recogidos, pues son la base de una buena circulación de la energía en el espacio.

– Escoge los tonos predominantes de la decoración en función de las impresiones que quieras transmitir en cada uno de los espacios del hogar: El blanco potencia la paz y luminosidad, el violeta el relax, el amarillo optimismo, etc.

– Las plantas son fundamentales para la decoración, y es que son magníficos estimulantes de las energías positivas que nutren el chi y proporcionan oxígeno (escoge preferiblemente naturales). Deshazte de ellas cuando se marchiten, pues han perdido su vitalidad y no traerán precisamente positividad al espacio.

– Algunos de los artículos decorativos más habituales de esta decoración son las velas, los espejos (transmiten luz y crean espacios más amplios visualmente) o los cuadros de paisajes de playa (delante nuestro) o montañas (a las espaldas).