Consejos hacer tu mudanza sin estrés
Realizar una mudanza no es tarea fácil y puede resultar toda una odisea. Una mudanza mal gestionada o mal pensada te hará sentir estrés, ansiedad y muchos nervios hasta que todo haya pasado… pero no merece la pena pasarlo mal. Cuando existe un cambio de hogar suele ser por motivos positivos por lo que la alegría deberá ser el punto de partida, pero si la mudanza es obligada, también deberá tomarse como un momento de cambio y crecimiento personal.

Para que una mudanza esté fuera de agobios deberás tener algo muy claro: organización, organización y también organización. He repetido tres veces la misma palabra porque es la base fundamental para que todo marche sobre ruedas en un cambio de vivienda. Si tienes que realizar una mudanza y te sientes algo perdido, sigue leyendo porque a continuación te voy a dar algunos consejos para que hagas tu mudanza sin estrés.

¿Cómo hacer la mudanza?

Antes de nada tendrás que pensar cómo quieres organizar tu mudanza. ¿Eres de las personas que prefiere hacer las cosas por ti mismo y llevar poco a poco tus cajas al nuevo hogar? Si la nueva vivienda está cerca de donde residías es una opción bastante asequible puesto que te saldrá económico, y además podrás pedir ayuda a amigos y familiares para que te echen una mano ¡recuerda después agradecer el gesto invitándoles a una cena en tu nuevo hogar!

Consejos hacer tu mudanza sin estrés
En cambio si la mudanza tiene que ser en otra provincia o aunque sea en la misma ciudad tienes que llevar muchos muebles y no tienes un vehículo adecuado, tendrás que contratar los servicios de especialistas en mudanzas para que te ayuden a realizarlo todo correctamente. Pero te aconsejo que en estos casos pidas siempre presupuestos en diversas empresas porque suelen variar mucho los servicios y los precios.

Haz listas de todo

Hacer listas es una forma estupenda de poder saber qué tienes que hacer, qué es lo que tienes que empaquetar y en no obsesionarte con ello. Una vez que lo apuntes sabes qué es lo que te podrá faltar y sólo tendrás que hacerlo. Escribe en tu lista todas las cosas que debes empaquetar, cómo empaquetarlo, los criterios a seguir para marcar las cajas, qué cosas te llevas y qué cosas dejas.

Piensa que las mudanzas también son una oportunidad para deshacerte de todas aquellas cosas inservibles o que no vas a utilizar más y así no ocuparán espacio innecesario en tu nuevo hogar.