Consejos inteligentes para tener la nevera ordenada
Si vas ahora mismo a tu nevera y la abres, ¿estará ordenada o estará caótica? No todo el mundo tiene la constancia de tener la nevera bien ordenada y esto además de ser poco productivo puede generar ansiedad. Si no tienes los alimentos bien ordenados dentro de la nevera pueden que se pongan en mal estado antes de tiempo, también es posible que no los encuentres rápidamente cuando los buscas perdiendo el tiempo e incluso al abrir la nevera y darte cuenta que está todo tan desordenado sientas cierto estrés.

Todo esto es innecesario, tu nevera además de que debe estar bien ordenada para ser más práctica, es algo que debes hacer cada día para que tus alimentos siempre estén en buenas condiciones y tu estado emocional no se vea afectado cuando abras la nevera para buscar algunos alimentos diarios. Hoy quiero darte algunas ideas para que puedas guardar y ordenar bien tus artículos en la nevera y que además se puedan mantener frescos por más tiempo.

La puerta de la nevera

La puerta de la nevera es otro lugar más de la nevera que debes aprovechar para poder guardar tus alimentos y artículos, pero debes hacerlo siguiendo algunos criterios. No es adecuado que guardes las cosas “al montón”. Estoy segura que sabrás que es mejor que en la parte de arriba guardes los huevos, pero, ¿y todo lo demás? La puerta de la nevera es el lugar más caliente del refrigerador y por eso es mejor que pongas artículos que no sean perecederos como la mostaza, la mayonesa, la salsa de soja, los ecurtidos, aderezos para ensaladas, salsas, mermeladas, mantequilla, etc.

Consejos inteligentes para tener la nevera ordenada

En la parte alta de la nevera

En la parte alta de la nevera, es decir en el primer estante puedes poner además de los yogures y demás lácteos, aquellos artículos que tengan un tamaño impar que no encajen en otros lugares y que debe ser guardado en frío pero no en demasiado frío (como la cerveza o los refrescos). También es un buen estante para poner las sobras de las comidas que se comerán durante el día o días próximos. Así podrás verlos y recordarás utilizarlos.

En el segundo estante

El segundo estate suele estar al nivel de los ojos (dependiendo de la altura de la persona y de la nevera) y es el lugar perfecto para guardar los refrigerios saludables como las zanahorias, el hummus, las lechugas… y aunque creas que los huevos están mejor en la puerta de la nevera, yo te aconsejo que los guardes en este estante, porque la temperatura es moderada y podrán mantenerse frescos por más tiempo.

Consejos inteligentes para tener la nevera ordenada

Cajón de la carne

Algunas neveras lo tienen y otras no, pero el cajón de la carne o de los quesos es un gran invento porque evita la contaminación cruzada con otros alimentos (existen bacterias que causan enfermedades transmitidas por otros alimentos). Si tu nevera no tiene cajón de carne, es buena idea que guardes la carne y los embutidos en el estante inferior porque es el más frío.

El último estante

El último estante de la nevera es ideal para poner las carnes crudas y frescas, los zumos y los alimentos que estén listos para comer. La leche puede ir detrás de este estante e incluso puedes poner aquí también otros productos lácteos (además de en el primer estante).

Consejos inteligentes para tener la nevera ordenada

Cajones inferiores

Los cajones inferiores son ideales para que guardes las verduras y las frutas ya que hay poca humedad y te durarán más. Pero recuerda que algunas frutas como las manzanas, los aguacates, los melones, los melocotones o las peras producen gas etileno que pueden causar que otras frutas o verduras como el brócoli, los espárragos, las zanahorias, los pepinos, las berenjenas, las judías verdes, las lechugas puedan deteriorarse con más rapidez. Es mejor guardar la fruta que produce este gas fuera de la nevera y después meterlos cuando empiecen a madurar.