Consejos para lograr la habitación infantil perfecta
En ocasiones no les damos la importancia que realmente merecen, pero las habitaciones infantiles son realmente importantes en el desarrollo de los más pequeños de la casa. De hecho, todo el ambiente que rodea al niño puede servirle para hacer crecer en él todo tipo de hábitos y estímulos que les ayuden a desarrollar sus gustos y aficiones.

Los niños pasan en sus habitaciones buena parte de su tiempo: en ellas descansan, juegan y suelen hacer los deberes. Por eso, hay que lograr que se sientan cómodos, seguros y contentos. Hoy en Interiorismos vamos a darte unos cuantos consejos para que logres una habitación infantil perfecta que ayude al pequeño en su desarrollo.

Una habitación que crezca con el niño

La clave a la hora de decorar una habitación infantil es que se proyecte de manera que ésta crezca con el niño, es decir, que vaya reflejando paulatinamente la evolución del pequeño. De esta manera, son ideales los sistemas de módulos removibles que pueden ir cambiando de altura sobre los que se pueden colocar los estantes y distintas superficies de trabajo o las cunas convertibles.

Consejos para lograr la habitación infantil perfecta

Seguridad

Por otro lado, es esencial crear un refugio seguro para el pequeño, por lo que deben quitarse todos los elementos decorativos que puedan ser peligrosos, como cosas con componentes tóxicos o que se puedan tragar. Por supuesto, también hay que proteger los enchufes y tener cuidado con los muebles de ángulos puntiagudos.

Colores

El siguiente aspecto en el que tienes que centrarte para conseguir la habitación infantil perfecta es en los colores, que deberán ser preferiblemente agradables y relajantes, como el blanco o las tonalidades pastel. Si quieres, también puedes dibujar algún personaje en la pared, poner cuadros, vinilos o posters.

Consejos para lograr la habitación infantil perfecta

Ocio

Como te hemos comentado anteriormente, las habitaciones infantiles también son espacios donde los niños juegan, por lo que no está de más poner alguna alfombra para juegos y un pequeño baúl donde guardar todos los juguetes.