Consejos para ahorrar agua y energía en la cocina
La crisis económica y la maldita cuesta de enero nos están poniendo las cosas muy difíciles. Afortunadamente, seguimos contando con el ingenio para conseguir superar estos duros momentos económicos que a la gran mayoría nos está tocando vivir. Y es que, quien más o quien menos tiene que hacer esfuerzos para poder llegar a final de mes.

Las facturas energéticas, por ejemplo, son una losa muy pesada que, con un poquito de sensatez y buenos hábitos, podemos acabar reduciendo considerablemente. Hoy queremos ayudarte a conseguirlo, dándote algunos trucos para ahorrar en agua y energía en tu cocina. ¿Estás preparado?

Electrodomésticos

Lo primero que hay que hacer para ahorrar energía en la cocina es hacerse con electrodomésticos de bajo consumo y con eficiencia A +, A ++ y A+++. Estos conseguirán que ahorres hasta un 60% de energía y 600 € durante su vida útil. Increíble, ¿verdad? También es importante que vigiles el termostato del frigorífico, que tendrás que mantener alejado de fuentes de calor. Lo mejor es que la temperatura de la nevera sea de 6ºC, mientras que la del congelador debe estar a -18ºC.

Consejos para ahorrar agua y energía en la cocina
En cuanto a las secadoras, las más recomendables son las que cuentan con control electrónico que permiten verificar el gasto. Por otro lado, deberás utilizar programas cortos y una baja temperatura en lavavajillas y lavadora y siempre a carga completa. Además, es importante que controles el uso de los electrodomésticos más pequeños como la cafetera o la batidora, ya que consumen mucha energía.

Trucos a la hora de cocinar

Por otra parte, también es aconsejable que utilices ollas a presión, que consumen un 30% menos de energía gracias a sus propiedades de acumulación de calor. Además, es buena idea que cocines al vapor: es más saludable, optimizarás agua y gastarás un 25% menos de fuente de calor.

Consejos para ahorrar agua y energía en la cocina
En cuanto a las encimeras, las mejores son las de inducción, pero si en tu casa tienes una de vitrocerámica tradicional, puedes aprovechar al calor residual y apagar el fuego 5 minutos antes de que la comida esté preparada.