Consejos para ahorrar energía en otoño e invierno
Definitivamente ya está aquí el otoño y aunque aún puede que tengamos la suerte de disfrutar de algunos soleados y calurosos días antes de que llegue el frío y las lluvias, ya va siendo hora de ir preparando el hogar para los meses más frescos del año.

Además de adaptar la decoración del hogar, utilizando elementos como las alfombras o las velas, es importante tener en cuenta el consumo de energía, que podrás reducir con unos cuantos trucos. Al ahorrar energía en el hogar, no solo conseguirás una rebaja en tus facturas, sino que serás respetuosa con el medioambiente, algo básico si quieres que tus hijos puedan disfrutar de la Tierra de la misma forma que lo estás haciendo tú. Así que coge papel y lápiz y apunta todo lo que vamos a contarte a continuación. ¡Muy pronto tendrás que ponerlo en práctica!

Consejos para ahorrar energía en otoño e invierno
Lo primero que tienes que hacer para ahorrar energía en los meses más fríos es mantener las ventanas abiertas como mucho 15 minutos al día, tiempo suficiente para ventilar la casa. También es importante que estés atento a las posibles aberturas al exterior, repasando las juntas de las ventanas o las paredes, y tener en cuenta que las dobles ventanas pueden ahorrar hasta un 20% de energía.

Por otro lado, debes recordar que una temperatura de 21 grados centígrados es razonable para pasar la temporada del frío. Además, si es posible, te aconsejamos que duermas con la calefacción apagada y recurras al termostato. Te será útil para bajar la temperatura automáticamente en aquellos momentos en que no haya nadie en casa, y subirla cuando sí la haya. Por supuesto, comprueba las bombillas que utilizas y, si aún no lo haces, comienza a utilizar las de bajo consumo.

Consejos para ahorrar energía en otoño e invierno
Por último, en invierno también tienes que estar pendiente de la escarcha que se forma en la nevera, que puede hacer que el frigorífico consuma hasta un 30% más.