Consejos para bodas en exteriores
Cada vez son más las parejas que, cansadas de las tradicionales bodas de iglesia y restaurante, apuestan por lo alternativo buscando una boda única y especial. Una de las opciones más hermosas y originales es la celebración de bodas al aire libre, organizadas por la propia pareja y prescindiendo de los restaurantes.

¿Tienes un bonito espacio exterior y te gustaría convertirlo en el escenario de tu boda? Toma nota de los siguientes consejos , ¡y empieza ya con tu planning!

Consejos para bodas en exteriores
– Espacio: Por una cuestión de comodidad y también de seguridad es necesario que el terreno sea alquilado por vosotros mismos o que sea propiedad de algún familiar muy cercano (padres, abuelos, hermanos…), siempre teniendo en cuenta que el espacio sea un hermoso escenario de fondo para un día tan especial.

En segundo lugar deberás tener en cuenta las posibilidades reales que ofrece el mismo, y es que debe contar con unas dimensiones suficientes como para que los asistentes puedan moverse a gusto, sin sentirse agobiados y disfrutando del encantador entorno que les has preparado.

Consejos para bodas en exteriores
– Zonas: Es esencial pensar en los distintos momentos que tendrá el día para determinar las distintas zonasque necesitas. De este modo, los espacios básicos que deberás acondicionar serán tres: el de la ceremonia, el del aperitivo y/o banquete y el de la fiesta.

Nuestro consejo es que delimites especialmente las dos primeras por separado, mientras que la tercera podrá ejercerse en el mismo lugar del banquete retirando mesas y sillas.

Consejos para bodas en exteriores
– Garantías contra el temporal: Aunque los meteorólogos nos pueden ayudar a hacernos una idea aproximada, el tiempo es impredecible. Precisamente por eso, debes ser precavida y asegurar el éxito de tu boda cubriendo el espacio (como mínimo la zona de comida) con una carpa blanca de grandes dimensiones, que además le aportará un toque de lo más romántico.

– Magia nupcial: Solo podrás conseguirla con un poco de gracia en la decoración de todos y cada uno de los espacios y sus detalles. El blanco es por supuesto el color de base, pero te aconsejamos que lo combines con algún otro como el granate, el tostado, el rosa o el azul para conseguir un alegre toque de color.

Los centros de mesa y arreglos florales, las sillas forradas con tela blanca y lacito incluido, las guirnaldas luminosas para la noche y, por supuesto, una hermosa vajilla y cubertería son algunos otros detalles clave para la decoración de tu boda.