Consejos para cocinas pequeñas
Decorar la cocina hoy en día es un placer, y es que lejos de ser aquellos espacios meramente funcionales de hace unos años se han convertido en auténticos espacios para el diseño. Sin embargo, la tarea se complica cuando hablamos de espacios reducidos en que los pocos metros no nos permiten desarrollar nuestras ideas como nos gustaría.

Si tienes una cocina pequeña y solo ves dificultades a la hora de decorarla echa un vistazo a algunos de nuestros consejos… ¡seguro que aplicas alguna de estas ideas en tu decoración!

Aplicar estos diez consejos puede ser suficiente para que tu cocina se amplíe tanto a nivel físico como visual:

1. Color: Los tonos claros son los grandes aliados de los espacios reducidos, no solamente porque dan sensación de amplitud sino también porque ayudan a potenciar la luz natural que entra por la ventana. Si quieres dar algo de color no dudes en hacerlo con algunos detalles en tus muebles (puertas, cajones, etc.) o con los detalles decorativos del espacio.

2. Paredes: Una buena forma de hacer tus techos más altos es combinar azulejos hasta media altura de la pared y pintar la parte superior en un tono más claro o con otra textura.

3. Materiales: Nuevos materiales como el cuarzo ofrecen más posibilidades respecto a los colores para elegir, aunque lo mejor es huir de los oscuros y llamativos y decantarse por los claros por el mismo motivo que te comentábamos en el punto 1.

Consejos para cocinas pequeñas
4. Electrodomésticos: Te recomendamos planificar la cocina al dedillo adaptando a medida tus muebles a tus electrodomésticos. También existen algunos nuevos modelos con doble función como horno y microondas o lavadora y secadora.

5. Campana: Es imprescindible en cualquier hogar, pero más en este caso puesto que los olores se trasladan por toda la casa. Escoge una muy potente sin ocupar demasiado espacio.

6. Orden: Es fundamental para no abarrotar el espacio. Utiliza recipientes y separadores en tus cajones y armarios para maximizar el uso del espacio.

7. Muebles: No es cuestión de abarrotar el espacio, pero puedes utilizar muebles altos hasta el techo si sabes hacerlo con elegancia y moderación.

8. Fregadero: Aunque lo mejor es que sea doble, si tienes poco espacio no hay más remedio que escogerlo de una sola base. Puedes aprovechar alguna esquina para ello.

9. Office: No es imprescindible, pero si te hace ilusión y no tienes mucho espacio puedes hacerte con una mesa plegable enganchada a la pared o con una de esas barras americanas.

10. Barras: Son una buena solución para conseguir más espacios de almacenamiento, así que no dudes en colocarlas a una altura intermedia entre el mueble superior e inferior para colocar tus utensilios o especieros, por ejemplo.