Consejos para conseguir una casa sin estrés
El ritmo del mundo moderno nos permite llevar a cabo más tareas en menos tiempo y, como consecuencia, nuestro día a día suele ser bastante estresante. Además, muchas personas se exigen demasiado a ellas mismas y tampoco hay tiempo suficiente para hacerlo todo.

Aunque no lo creas, también la decoración puede influir en tu nivel de estrés. Sin embargo, con unos cuantos consejos podrás conseguir mejorar el estado de ánimo e, incluso, dormir mucho mejor. Pero no creas que se trata de una cuestión de dinero. Simplemente lo conseguirás con unos trucos de disposición de los espacios y manteniendo el orden. ¿Quieres que te demos algunos consejitos?

Entrada

En primer lugar, tendrás que prestarle atención a la entrada. Nosotros te recomendamos que crees un punto de atención confortable que te haga sentir bien al entrar en casa. Flores, una pieza de arte o algo que sea especial para ti te servirán como bienvenida a tu refugio.

Consejos para conseguir una casa sin estrés

No acumular

Por otro lado, es importante que no haya una pila de objetos en la entrada (bolsas de papel, periódicos viejos…) que transmitan esa sensación de caos que te acompañará todo el día. Lo mejor es no acumular demasiado y tener un sitio para ocultar los objetos que haya que tirar.

Salón y dormitorio

También es aconsejable crear espacios amplios, ya que según los expertos, la ansiedad se construye en espacios pequeños. Para lograrlo deberás preguntarte qué elementos de tu hogar son imprescindibles y, por ejemplo, pintar una pared de blanco para crear mayor espacio visual. De la misma forma, te recomendamos que ilumines zonas y no la habitación completa, ya que una luz demasiado alta puede resultar demasiado excitante.

Consejos para conseguir una casa sin estrés
En cuanto al dormitorio, te recomendamos que utilices tonalidades suaves, preferiblemente azul y verde, ya que recuerdan a la naturaleza. Además, es imprescindible apagar los aparatos electrónicos para descansar mejor.