Consejos para conseguir una decoración japonesa
Todo lo relacionado con el mundo oriental lleva años en auge y en el ámbito del interiorismo se ha notado enormemente. De hecho, ya son muchos occidentales los que basan la decoración de sus hogares en el arte chino del Feng Shui o los que dejan notar la influencia asiática en sus jardines.

En este sentido, uno de los estilos más utilizados en decoración en los últimos tiempos es el japonés. El Zen es la consigna principal de esta ambientación, donde la clave es buscar la elegancia, la calma y el reposo. Por eso, uno de los principales aspectos que deberás respetar es el minimalismo, evitando a toda costa sobrecargar cualquier espacio. Para conseguir una buena decoración japonesa, también es importante tener en cuenta otros detalles. ¿Quieres conocerlos?

Uno de los factores principales en la decoración japonesa son las luces, que tienen que ser suaves para crear un ambiente relajante, sencillo y espiritual. De la misma manera, los muebles tienen que ser elegantes, bajos y, sobre todo, en colores neutros.

Consejos para conseguir una decoración japonesa
Las texturas también juegan un papel fundamental. Lo ideal es optar por las fibras naturales y colores de la naturaleza. Por otro lado, las velas te servirán para crear un ambiente de paz y tranquilidad si las distribuyes por la estancia. Además, también son típicos accesorios japoneses los ikebanas, los faroles y las fuentes. Las plantas naturales tampoco pueden faltar. Lo ideal es que escojas bambú o pequeños bonsáis.

También debes saber que las bases de la decoración japonesa son los materiales como la madera, bambú, algodón, lino y papel de arroz. Por otro lado, son importantes los colores ligeros con toques de color vivos. Por último, las alfombras son otro elemento primordial en la decoración japonesa, ya sea una colorida y floreada alfombra china o la tradicional estera tatami japonesa.