Consejos para contratar un decorador de interiores
¿Quieres decorar y amueblar tu casa y no sabes por dónde empezar? Hay muchas personas que no están dotadas para este tipo de trabajos o, simplemente, no les gusta la decoración o no tienen tiempo. Para este tipo de personas existe una solución: la contratación de un decorador de interiores.

Además de que en estos momentos de crisis contratar a un decorador solo está al alcance de unos pocos privilegiados, encontrar a la persona ideal no es una tarea fácil. Si finalmente optas por contratar a un profesional de la decoración, no te olvides de echarle un vistazo a los consejos que vamos a darte a continuación.

Donde encontrar al decorador

Un decorador de interiores debe ser capaz de hacer tu hogar atractivo y cómodo a través del tipo de estilo que te guste y que más vaya contigo. Podrás buscar profesionales del sector a través de Internet, aunque hay muchas tiendas de decoración que pueden recomendarte el trabajo de alguno de los diseñadores que trabajen con ellos. Eso sí, la mejor manera de encontrar a un buen profesional es a través de las recomendaciones que hayan podido hacerte familiares o amigos.

Consejos para contratar un decorador de interiores

Entrevistas

La relación entre tú y el decorador de interiores debe ser muy buena, así que si estás dudando entre varios candidatos entrevístales para comprobar su puntualidad y aspectos que se tienen en cuenta a la hora de una entrevista de trabajo. Por supuesto, deberás comparar precios, no sin antes evaluar cuanto puedes pagar. Pero además de saber si hay feeling, es importante que tengas en cuenta sus trabajos anteriores, así que no te cortes y pídele imágenes de esos lugares en los que ha puesto sus conocimientos profesionales.

Por otro lado, es muy importante que sepas explicar cuál es tu objetivo para que el decorador de interiores lo entienda y sepa si cuenta con la capacidad de llevarlo a cabo. Además, podrá ubicarte sobre los límites y las potencias del proyecto.

Contrato

Por último, y más importante, deberás realizar un contrato que sea soporte de lo que cada parte se ha comprometido previamente. En éste deberán aparecer los costes, tiempos de entrega y la calidad, entre otros aspectos.