Consejos para convertir un pequeño rincón en un trastero
Organizar todas las cosas que tenemos en casa no es una tarea nada fácil. Por eso, en el momento que tengas un rincón en el garaje o en la pequeña buhardilla puedes aprovechar para establecer un pequeño trastero en el que tendrá cabida todo aquello que, aunque no sueles utilizar cada día, necesitas tener en casa.

Pueden ser herramientas, ropa, libros, reservas de comida y bebida… En un trastero puede tener cabida casi de todo si lo tenemos bien organizado. Eso sí, no debes abusar de almacenar demasiado, por lo que es preferible realizar primero una revisión y deshacerte de todo lo innecesario.

Una vez hecho esto es primordial que dediques un buen rato a planificar sobre el papel qué muebles pondrás con sus respectivos tamaños y su organización en función de tus necesidades de almacenamiento. Lo mejor es hacer una separación por zonas para diferenciar lo que almacenaremos en cada lugar y no crear un caos.

Además, el tipo de mueble variará también en función de su uso: si vas a colocar muchos libros necesitarás estanterías, mientras que para herramientas colocarás un panel en la pared y para la ropa necesitarás armarios y cajones. Generalmente, sin embargo, lo más útil es una combinación en la que tengan prioridad los cajones.

Mi consejo es por supuesto aprovechar los muebles que puedas, pero siempre teniendo en cuenta que sean perfectos para la función que deben tener. Si el trastero es pequeño como planteábamos, es posible que tengas que comprarlos o hacerlos a medida.

Debes aprovechar todo el espacio disponible de la pared en la que pongas el mueble, por lo que estaría bien que el mueble elegido llegase casi hasta el techo o, en caso contrario, que aprovechase la superficie de la pared para poner alguna estantería. Cuidado sin embargo con que la pequeña estancia se vea muy recargada, pues esta percepción no resulta nunca agradable.

Pinta las paredes en tonos claros para que la pequeña estancia cubierta de muebles de almacenamiento no se reduzca todavía más.